imitar, aprender, inventar

23622078_1942587059334351_2168204998965417974_n.jpgEsta imagen es un dibujo de Aran(7) y de Auró (4). El aprendizaje de sus iguales me parece maravilloso, cómo ellos desde la inocencia , sin expectativas, desde la libertad se enesñan unos a otros… me parece mágico verlos.

Los niños aprenden por imitación, desde el ejemplo, de ver, oir y vivir… no de lo que les decimos qué es la vida sino de cómo la vivimos.

Nuestros maestros!

Revista “mateinspiradora”

23517652_1942073872719003_829636362519073735_n

En otros post os explicamos el interés de Aran en hacer revistas… revistas de cliks, libretas de recetas, etc. Ahora está haciendo una revista de matematicas (ejercicios matemáticos inventados por él) y imagenes, que segun él, sean inspiradoras.

Los ejerccios se los inventa, ejercicios de agrupación y asosiciación, de ordenación por tamaño, algunos estan sin hacer… dice que para que los hagan los otros… o él cuando se aburre.

Iré añadiendo más imagens de diferentes páginas que haga. Ahora está diseñando juegos con figuras geómetricas y tiene inetnción de hacer un laberinto muy dificil.

Seguimos, con sus intereses expresados de distintas formas!

Actividades locales

Taller de ciència “L’univers a la teva mà”, Biblioteca de Moià.

23472459_1490167674403129_7651379172578403999_n23517972_1490167677736462_2779096465971732268_n23518945_1490167664403130_646081596572787364_n

Cada vez hay más actividades extraescolares que hace que los freeschoolers tengan la oportunidad de hacer talleres de temátias concretas que les interesa. La biblioteca es un buen lugar para proponer ideas y acudir a las actividades que proponen.

Aqui sobre ciencia, han estado trabajando la gravedad a través de explicaciones sobre el Universo. Los más motivados los freeschoolers, pero no por nada, sino por que los otros venian del cole… y seguro estaban cansados.

Seguimos con el aprendizaje autónomo y la socialización alternativa a la escuela.

 

Socialización con sus iguales.

Para los que estan preocupados por la socialización de mis hijos, y de los homeschoolers en general.
Esta imagen es del jueves por la mañana.
Niños y niñas de entre 3 y 11 años.
No caigamos en pensar que únicamente la escuela es agente de socialización infantil.
No seamos ingenuas!

IMG_20171029_132045.jpeg

Normalmente no publico muchas cosas de los grupos de escuela en casa, por preservar su intimidad. Pero eso no quiere decir que no se socialicen mis hijos.

La socialización es una necesidad que se va incrementando a medida que crecen… y cómo necesidad auténtica la atendemos. Escuchando lo que verdaderamente necesitan y cómo lo necesitan. Tres hijos de tres edades distintas es difícil ser totalemnte respetuoso con las necesidades de los tres sobretodo en este tema, así que vamos comepensando y a veces nos dividimos, pero eso dificulta la logística familiar. Entiendo que cuando el homeschooling esté regulado será más facil. Havbrá más organización y la gente no tendrá miedo y quizás somos más.

No caigamos en pensar que únicamente la escuela es agente de socialización por que hay muchas maneras de estar en contcato con la sociedad. Y no es fácil tal y como está montado el sistema, pero sentimso que ellos estan cubiertos en todos los sentidos.

 

Narrativa

-Mama, sabes de qué me he dado cuenta? Que en todos los libros que leo hay 4 partes… la primera que tu no sabes nada y te van explicando cosas para que veas quienes son y que hacen, la segunda empiezan a pasar cosas… peleas, conflictos, gente nueva, pero tranquilas… En la tercera es el momento MIEDO, pasan cosas graves, y tienes miedo por que no sabes qué va a pasar, y en la última, todo sale bien y es el momento de la celebración! y estas partes se repiten en todos los libros con diferentes temas y personajes…  Ot (9años)

IMG_20171102_094246.jpeg

Vuelve otra vez con furor el interés por leer, no para, hasta le tengo que decir que pare un rato y mueva el cuerpo… (nunca imaginé que diría esto).

Y cada vez con más conciencia. Una cosa que me ha sorprendido: empieza a leerse los libros por segunda vez. y uno lo ha analizado con más profundidad, de hecho esta reflexión que os comparto nace al terminar este libro por segunda vez.

Su padre que es muy fan de la narrativa y la escritura está impresionado, él daba clases de narrativa audiovisual en la uni, y le choca que tan pequeño muestre tanto interés y que éste le lleve a hacer este tipo de reflexiones sobre las etapas del desarrollo narrativo. Yo le digo que no es más que él tiene el tiempo que quiere para leer todo lo que quiere y hacer lo que más le gusta… no tiene que ocupar su energía en “nada” más…

Queda claro que sobre este tema se avecinan charlas con su padre largas y apasionantes.

Lo que también veo es que las horas de lectura se incrementan en otoño y invierno y en primavera y verano se calman. Lo encuentro muy natural por el recogimiento a que te invita éstas dos estaciones.

Así que parece que empezamos la segunda temporada de lectura interminable.

 

 

Matemáticas tal cual

No sé si os hablé de cómo descubrimos que a Aran (7) le interesaban las mates.

Os haré un resumillo. Ya sabéis que siempre digo que hay que estar muy atento para ver los intereses de los niños por que es fácil que nos pasen desapercibidos sobretodo si están dirigidos desde fuera. Éste no es nuestro caso pero aún así se nos pasó por alto un interés del mediano. Mucha gente piensa que los niños piden con palabras sobre sus intereses y no es así… El despertar de Aran por las mates no empezó en un: mama, me inetresan la mates, cuéntame sobre cálculo o sobre geometría…

Un día preparando una charla para explicar el aprendizaje autónomo de los niños no dirigidos recoplié un montón de fotos de trabajos de Aran, trabajos sobretodo artísticos y al hacer la recopliación y ordenarlos vi cómo en casi cada imagen había algo de mates…dibujos geómetricos, repeticiones, espejo, distribución en el espacio geométrico, y empecé a pensar en más cosas que hacía, esos día de repente, como si hubiera enecendido una luz, veía en casi cada cosa que hacía algo que tenía que ver con el cálculo o las operaciones… Así que constaté que sí, tenía un interés y habilidad con la matemáticas… empezamos a ofrecer juegos y material que tenía que ver con la mates, pero no propiamente dicho nunca hicimos una clase de matemáticas, juegos de cálculo, contar coches, dinero, dividir un pastel, trabajar artísticamente con las figuras geómetricas (compramos una reglas con los dibujos de las figuras geómetricas básicas), etc. Hicimos su padre y yo un taller para conocer juegos y actividades para hacer mates jugando. Y salió mucho material que hemos ido recopliando y creando.

Pero un día se me ocurrió hacer algo distinto, investigando  formas de acercar las mates vivencialmente vi unos cuadernillos tipo rubio pero hechos por MªAntonia Canals que proponía juegos matemáticos, tipo ejercicios pero más divertidos. A Aran le gustaba mucho hacer las actividades de las revistas que tenemos, así que pensé, probamos. y a ver qué pasa. Compramos el numero más básico.

IMG_20171102_094821.jpeg

Y… diana!! Le encantan! Dice que se divierte mucho. Como no lee con fluidez, yo le voy explicando el enunciado y él va haciendo… Cuando se aburre, así como su hermano lee, él hace mates… quién lo diría…

Está claro que los niños no me dejan de sorprender, que el interés nace de dentro y que en cada uno es diferente, eso lo constato una y otra vez.

Por cierto para los puristas del unschooling o educación libre, o más bien dicho los que no lo conocen bien del todo, no siento para nada que nos estemos saltando el decálogo del buen acompañante por comprar un material específico que tiene la clara  intención de enseñar matemáticas, en relaidad yo veo que es ofrecer un material, le interesa pues perfecto, no le interesa pues a otra cosa. Él escoge cuando, cómo y si se salta algun ejercicio o no (que todavía no ha pasado)… así que él sigue dirigiendo su aprendizaje.

IMG_20171102_094724.jpeg

 

 

Intereses curiosos

-Mama, sabes que la Lampuga puede nadar 65km/h??
-Mama, sabes que el salmón hace uno de los recorridos más bestias del mundo?
-Mama, sabes que la mariposa monárquica puede volar desde Canadá hasta Mexico?

IMG_20171101_110120.jpeg

Ot(9) tiene un interés muy agudo por los animales y su forma de vivir. No es el típico interés por cuidar animales o estar rodeado de animales… simplemente le gusta estudiarlos, sobetodo su comportamiento.

Hay intereses más fáciles que otros, és te nos desafía, per que proporcionar experiencias y material para que satisfaga y desarrolle este interés no es fácil. Si a tu hijo le gusta la música, pues es relativamente fácil, el arte también, la danza… pero el estudio de animales??? No hay extraescolares para eso…. Y si añadimos que no es un tema de nuestro especial interés… pues lo dificulta más. Él se pasaría horas hablando de animales y de lo que hacen y lo que miden, y como cazan, y comos se defienden y como duermen… Cuando encuentra a alguien que le interesan los animales se le pega como una lapa y venga a darle a la lengua.

Intentamos acercarle juegos, libros, y experiencias sobre animales… Pero no es fácil. No sentimos su misma pasión y a veces sentimos que no le damos lo suficiente o no sabemos cómo dárselo. Pero, a veces, cuando empieza con su retaíla de conocimientos sobre animales nos asombramos de todo lo que sabe, memoriza y entiende de éstos. Así que, entendemos, que le debe llegar la información que necesita. Y nos quedamos más tranquilos. Nos desafía por que sería tan fácil dormirnos en este interés y ofrecerle el típico libro de animales y ya, hace que tengamos que investigar un campo que no es de nuestro interés, pero aprendemos a ofrecer herrmientas para que él sólo desarrolle y aprenda, sin dudar ni tener complejo de que el que sabe más de animales es él. Buscar recursos y experiencias al margen de tu pasión te mantiene despierto, te hace observar cuál es su verdadero interés para buscar respuestas concretas.

El hecho de no ir al cole facilita que este interés este muy presente y vivo, y veo la ventaja de poder dedicar a su tema preferido el tiempo que quiere, dudo que en la escuela pudiera dedicar tantas horas a estudiar y aprender sobre animales, y quizás con el tiempo este camino perdería fuerza …

Últimamente ha mostrado interés en las acciones que llevan a cabo organizaciones como Greenpeace, se le despierta la sentimiento de injusticia delante de la cantidad de animales en riesgo de extinción que lee en sus libros. Y dice que él quiere ayudar a  defenderlos, así que a través de mi nombre se ha hecho socio.

También dice que quiere aprender idiomas por que en Catalunya no están los animales que más le gustan y que va a tener que viajar. Un afirmación que me choca por su trayectoria de autonomia pero que cuando lo dice lo dice desde un convenciomiento que parece que su mente no puede decidir demasiado al respecto, como si no tuviera más remedio.

He comentado en varias ocasiones este inetrés curioso y cómo lo va desarrollando, sobretodo a través de la lectura y la investigación. Parece que sigue y  me gusta ver la evolución de sus métodos de investigación, cada vez usa más libros, compara, ve que hay diferencias, cuestiona, sigue con sus fichas… aunque no con mucha constancia… parece que en su cabeza lo almacena y no necesita plasmarlo demasiado sobre papel, todavía.

Seguimos escuchando, observando y ofreciendo.

El aprendizaje a través de éste interés es taaaan amplio y transversal que no puedo resumirlo, pero podéis imaginarlo. Un detalle que ha pasado hoy:  en su ficha escribía el peso sin poner Kg y le he preguntado: 500 qué? – kilos mama… sino lo pones podrían ser gramos, toneladas… y hemos hablado de diferentes unidades de medida y dentro del peso de la diferencia entre gramos y kilogramos y toneladas….

Os podéis hacer una idea que cada vez que se pone a trabajar con animales se generan infinidad de preguntas alrededor y periféricas al tema.

 

Aprender a nadar y a ir en bici solos?

Mis hijos han aprendido a nadar y a ir en bici a edades “tardías”. Jordi y yo decidimos muy conscientemente no ensañarles ni estimularlos si ellos no lo pedían o mostraban realmente interés.

aran nadar

Al observar y estudiar el movimiento libre y autónomo de los niños entendí que cada paso es importante, cada nuevo movimiento enriquece los recursos internos para dar el siguiente, saltarse pasos es dejar agujeros en el camino, tramos sin unir, emocionalmente y neurológicamente. Entiendo el aprendizaje como un proceso no lineal, vas y vuelves, (aparentemente) tantas veces, y das vueltas que, aparentemente, no tienen sentido pero que a otros niveles son importantísimos. Todas las experiencias previas a un resultado, sea cual sea, son necesarios y que las realicen a su ritmo y sin sentir la presión de llegar a algún lugar permite que el niño sienta la confianza de emprender cualquier aprendizaje o camino que él sienta y de la forma que sienta, en el momento que sienta. Cada micro paso que no vemos, muchas veces, con los ojos es vital para el siguiente paso, y el otro y el otro, volver a repetir uno y otro tantas veces como necesite, probar distintas maneras, experimentar sus límites y dejarlos, equivocarse, etc… Ese es el auténtico proceso de aprendizaje. Así que para nosotros es vital respetar ese proceso único en cada niño, y especialmente en el motriz.

Mi hijo mayor aprendió a nadar con 5 años y medio y el mediano con 7 (se puede decir que ya sabe nadar aunque aun usa burbuja cuando quiere). Es una edad tardía según la mayoría, para nosotros no. Mi hijo mayor aprendió a ir en bici a los 6 y el mediano también a los 6. Tuvimos que oír que no los estimulábamos suficiente, que no les enseñábamos y que era tan bueno para ellos, nos regalaron bicis de segunda mano como indirecta, etc… Nosotros sentíamos que cuando estuvieran preparados e interesados lo harían sin ningún problema, y así fue.

Ot con 6 años un día dijo: quiero aprender a ir en bici, le dimos una de las bicis de segunda mano que nos habían dado y aprendió en dos carreras, una con su padre agarrando el sillín y a la siguiente dijo: ya está, suelta… y se lanzó y lo hizo. De hecho yo siento que él ya sabía, había hecho todos los micropasos necesarios para saber ir en bici… había trabajado el equilibrio, la coordinación pies, ojos, manos, tenía la fuerza en las piernas y brazos suficiente, tenía un sentido de la coordinación y alineación corporal perfecto, etc.. pero no lo practicó o aprendió subido a la bici lo practicó subiéndose a los árboles, haciendo equilibrios en troncos, fortaleciendo con el ejercicio diario que hace desde pequeño, la coordinación jugando a coches, dibujando con palos, chutando pelotas, etc y mil maneras que mis ojos no ven pero sé que están.

Cuando están listos no necesitan ni soportes ni padres que les ayuden horas y horas, tardes y tardes… si hay motivación y el cuerpo está listo, es fácil. Y ellos lo viven con tanta naturalidad…

 

Aran bici

Aprendieron a nadar los dos de forma muy similar, primero llevaron manguitos flotador o burbuja… lo que tuvieran a mano… y un día deciden quitarse el soporte, y agarrados a ti o a la escalera prueban durante microsegundos intentar sostenerse en el agua… después probaron sumergir la cabeza en el agua, aguantar la respiración, y sumergirla tanto como les alcanzaba, siempre agarrados algo o a nosotros. Probar, porbar y probar es la clave, están motivados así que una y otra y otra, tragan agua que ni os imagináis, pero felices de lo que van consiguiendo y cuando se sienten seguros te empiezan a pedir, ponte un poco más para allí… y sumergen la cabeza bajo el agua y empiezan a mover el cuerpo como anguila estresada, consiguen moverse unos milímetros… pero les da confianza y se automotivan y siguen y siguen y siguen y en poco aprenden a nadar buceando… desplazarse con la cabeza dentro del agua, el siguiente paso es bucear y sacar la cabeza solo para coger aire y seguir buceando… y así aprenden a nadar, tan natural. El mayor aprendió eso pero sin nosotros, él practicaba entre la escalera y el borde de la piscina cada vez más lejos… hasta que se dio cuanta que no llegaba y espontáneamente sacó la cabeza cogió aire y siguió buceando…

Hay niños que no quieren soporte y quieren brazo de papa o mama, hay niños que tienen miedo al gua, hay niños que son atrevidos y que con dos años ya bucean, hay niños que tardan mucho y algunos que casi nada, hay niños que les gusta la piscina y no el mar y al revés… Hay tanta variedad como niños en el mundo, respetémosles su manera, ritmo y momento de aprender a nadar. No comparemos o no sigamos los estándares de la sociedad.

Lo importante no es cuando ni a qué edad, sino cómo… desde su interés, desde su seguridad y confianza y con apoyo de los que le rodean, sin presión, sin explicarles ni corregirles… estando a su lado, escuchando y acompañando.

No me costó nada permitir su tiempo, por que no saber nadar, o ir en bici no les impedía jugar y hacer lo que querían, cuando los amigos de Ot iban en bici y él no, el corría… los acompañaba corriendo! y Aran siempre con su burbuja a todos lados por si quería bañarse con sus amigos, sin problema, nunca tuvieron complejo ni nadie les dijo nada. A nosotros í nos decían pero a ellos no.

Una vez más el resultado de estar en la confianza y el respeto por los ritmos me demuestra qué importante es soltar las expectativas y los miedos. Confiar en ellos y en la vida por encima de todo.

 

Una hora al día

Hemos decidido dedicar una hora al día a los intereses de los niños. Ot (9) me dijo que quería escribir, cuentos, relatos, historias, pero que él solo se agobiaba, no le salía, le costaba concentrarse, etc. Les propusimos que durante una hora al dia haríamos aquello que les inetresara aprender, o hacer. Así que durante una hora al día, nunca en horario fijo, por que es dificil con las actividades que hacemos, hacen una actividad que eligen durante un ahora aproximada.

_DU_5730El mayor escogió escribir, cada día escribe una ratito. Me pregunta cómo se escriben cosas, me pregunta cómo explicar esto y aquello, y va escribiendo, poco a poco y a su ritmo.

El mediano escogió pintar y dibujar, de hecho él reclama aprender a dibujar desde hace tiempo, así que durante la hora dibuja, calca, se inventa, a lápiz, a acuarela y al final hace lo que quiere. Ayer después de dibujar calcando, dijo que ya no sabía que hacer, que estaba aburrido y le dije haz, sin pensar y hizo. Y nació esté dibujo collage coloreado con acuarela con una técnica que vió un día en un video.

_DU_5731_DU_5733_DU_5738

El pequeño, que no se dejó fotografiar escuchaba canciones con cascos, él escogió la música, hacer músca, cantar y escuchar.

Nueva propuesta diaria, a ver cómo se desarrolla, es la primera vez que ponemos estructura en horario, por su demanada, pero a ver como nos acomodamos a eso todos.

La idea es cada día proponer algun ejercicio o material o tema y que hagan segun ese tema, uno mediante el dibuj, el otro con la escritura y el tercero con la música. Ya os iré explicando las diferentes propuestas.

 

 

bajar al presente

Cada vez me dejo guiar más por ellos para que me lleven al lugar sin tiempo, sin precio, y sin propiedad.

_DU_5690.jpg

Cuando podemos bajar de la arrogancia de la mente adulta al juego de los niños, a las conversaciones sencillas, a las preguntas inocentes, a los juegos del cuerpo, al ritmo de la naturaleza… entramos en contacto con quienes somos verdaderamente. Un camino difícil en la era que vivimos, en la que se premia estar en la idea, en la programación, en el pasado y en el futuro, en la medida y el recuento…

El camino a nuestra esencia nos lo muestran nuestros hijos cada día.

Ellos son los maestros, sin duda.

A mi mes es fácil dejarme llevar por las ideas y pensamientos, del pasado y del futuro, pero sé por experiencia que la vida pasa únicamente por el momento presente cuando estamos en el cuerpo y conscientes de nuestra respiración. Cada vez más siento la plenitud cuando estoy aqui y ahora, al principio cuesta por la falta de práctica.

Ellos viven en ese lugar, siempre, y es un lujo estar cerca de ellos para vivir en ese lugar. Parar y estar, con mis hijos, me devuelve la conexión conmigomisma, con el rtimo real, con la naturaleza que soy…. Es el regalo que ellos nos traen.

Un buen ejercicio es, cada día, permitirnos estar en su espacio sin tiempo y sin límite. y cada día alargar ese tiempo… sin teléfono, sin lavadoras, sin trabajo que hacer, sin planes y sin reloj.

Cada día acercarnos más a lo que somos y alejarnos de lo que nos pensamos.