Nueva etapa

Hubo un día que los niños empezaron a pedirme aprender cosas…

Cuando eran bebés, y hasta los 5 o 6 años, era fácil para mi acompañarlos siguiendo la filosofía de educación libre, prepararles espacios según sus necesidades y ellos escoger qué hacer, estos espacios se convirtieron en  material que guardábamos en lugares que ellos ya sabían y cada día me pedían según se levantaban…
“hoy queremos barro, yo pintura, yo acuarela…
“quiero saltar, me pones el columpio?
“mama, me pones agua  y me das aquel colador tan chulo… y aquello que pasa el agua y es transparente…
Al final la mayoría de cosas estaban a su alcance y ellos iban y lo preparaban, yo me los encontraba ya enfrascados en su quehaceres…

Pero llegó un momento que eso ya no les interesaba tanto… Al mayor sobretodo ya no usaba esos recursos, paulatinamente y poco a poco su interés se transformaba. Coincidió con que aprendía a leer muy fluidamente y se pasaba la mayor parte del tiempo leyendo.

Y empezó a preguntar. Por que esto, por que lo otro, y si… qué pasaría, no entiendo esto, por que pasa esto… cuando… Yo le contestaba con lo que se me ocurría, pero empezaba a hacer preguntas que ya me tenía que informar, que no sabía así a voz de pronto o no sabía en absoluto.

Y hubo un día que me pidió aprender cosas como los otros niños.

Ay! mi filosofía educación libre se tambaleaba, cómo hacerlo… siguiendo sus intereses! ya.. pero cómo sin intervenir y sin ser directiva, me tenía que poner a explicar cosas y preparar material como los del cole… y eso era ser directivo? cómo puedo enseñarle cosas de una manera experiencial y no directiva si yo, quien se lo tiene que “enseñar” , he sido educada directivamente y para nada siguiendo mis intereses, sino los de un curriculum.

Todo un reto… así que me puse a investigar cómo lo hacían otras familias, en otras culturas, otras maneras de pensar, etc…

Cada uno lo hace como pude, como quiere, como le sale… Así que ahora estoy en proceso de prueba de maneras diferentes de responder a sus intereses sin dejarme llevar por mi automatismo directivo o curricular, y sin darme cuenta colarles cosas que en realidad no habían preguntado o no tienen interés.

Lo que sí he entendido es que empieza una nueva etapa, que ofrecerles muy variadas experiencias para que vean todo lo que hay y puedan discernir lo que les interesa de lo que no, es mi tarea ahora. Mostrarles cómo funciona el mundo, qué hay en él y qué tantas cosas se pueden hacer en él para que experimenten, vivan y prueben y sentir en qué vibran, y que no les llega.

 

pangea5

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s