Aprendiendo entre cabañas

Las cabañas desde pequeños traen grandes aprendizajes y experiencias. Quién no ha jugado a las cabañas?

Des de pequeños como todos los niños, mis hijos han sido fans de hacer cabañas, desde muy sencillas y ayudados por nosotros hasta más complejas y hechas íntegramente por ellos.  La necesidad nace de crear espacios de seguridad, cerrados, donde esconderse, donde recogerse, donde practicar el adentro y el afurea, el cerrado y abierto… también de crear espacios propios, MI casa, donde sucen y guardan sus cosas.

El juego simbólico de construir una casa es, en general,  para reproducir con más fidelidad las dinámicas de los adultos , y ellos proyectan su necesidad de encontrar su lugar en el mundo.

La casa también es el símbolo de su espacio interior. Una cabaña, casa o construcción, es el hueco afectivo donde los niños se sienten envueltos, contenidos, y protegidos, donde experimentan sus propias fronteras corporales en relación con la envoltura que lo cubre. (El juego simbólico ed. graó)

1.jpg

La cabaña más simple ya es un aprendizaje de equilibrio de fuerzas, de trabajo con la gravedad, de entender la físca desde el cuerpo. Una construcción tan sencilla como un  Dolmen, buscando cubrir la necesidad de poner un techo y que éste se sostenga.

Dolmen.jpg

Poco a poco se van sofisticando.

3.JPG

Utilizan diferentes materiales, pruebas y más pruebas y empiezan a necesitar accesorios: pinzas, dónde sujetar, puertas, suelos…

8.JPG12.JPG

Prueban y prueban en diferentes épocas, de diferentes maneras, diferentes lugares.

10.JPG

13.jpg

En estas construcciones encontraban soluciones cómo usar una columna de cojines a modo de pilar, para sostener el techo. Ponían mantas para que no entrara el frío (concepto de aislamiento).

caban%cc%83a-con-vigas1caban%cc%83a-con-vigasY el último hallazgo la construcción con vigas. Usan los churros como vigas donde apoyar el techo. Aran(6) se fijço en el techo de nustra casa, construida con vigas de madera y la imitó. Consiguió un techo mucho más estable.

Lo que aprenden con el simple juego de construir cabañas es impresionante, yo veo una parte pero la más rica es la parte que no veo.  Aprenden desde solucionar conflictos, repartirse el espacio, proyectar espacios, siststemas de constrcción y emcionalemente se construyen a sí mismos, en cada pared y cojín que colocan, también juegan a destruirlas, juego maravilloso para poder trabajar la separación, el desapego, el duelo, etc.

Una vez más el juego supera con creces cualquier sistema pedagógico o de aprendizaje, o entrenamiento de la mente, sin duda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s