Coser y cantar

Los intereses no entienden de género.

A Aran le interesa la costura, igual que la mecánica o el arte… No distingue si es de niñas o niños.

Durante un año estuvo asistiendo a clases de costura con nuestra querida Narda, era el único niño y nunca lo encontró extraño.

Los intereses no tienen género.

De vez en cuando cose cosas, y ahora quiere hacerle unos pantalones a su nuevo hermano.

A sus otros hermanos no les llama la atención y también está bien. Me gusta ver cómo no tienen problemas ni prejuicios con sus intereses y los de los demás. Educar con respeto también es esto: entender que todos los intereses son válidos seas niño o niña, sin juicio, sin expectativa.

El problema siempre está en los ojos que juzgan no en el niño o niña que expresa sus motivaciones, gustos o intereses.

Seguro, desde el inconsciente, se nos cuela un poco del machismo aprendido y vivido en nuestras carnes pero poco a poco, las cosas cambian y los niños nos dan la oportunidad de revisar esos prejuicios y creencias, y me alegro al ver a mi hijo coser y cantar sin miedo a que no sea adecuado, que no sea bienvisto o que lo que siente que le interesa está mal.

Educación feminista para una sociedad que respete la diferencia y consiga la igualdad entre géneros.

Gracias Aran por mostrarlo tan fácil.

Creando el patrón

Dibujando del patrón sobre tela

Recortando

Siguiente fase: coser con la máquina, pero ha dejado esta fase para después del casal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s