Y el pequeño…?

Me pregunta mucha gente, cómo lo hacemos, sobretodo con el tercero, con edades y intereses tan distintos…

La verdad, sin filtros, es que muchas veces es una locura y otras es pura harmonía…

Normalmente quien hace preguntas o propuestas sobre algun interés son los dos mayores, el tercero aun está en la etapa de experimentación sensoriomotriz y no tiene una conceptualización de sus intereses clara. Pide juegos y sobretodo sigue las propuestas de juego de sus hermanos.

Cuando estamos atendiendo una propuesta o demanda de uno de los mayores normalmente el otro mayor se apunta sino se busca alguna actividad o juego propio (leer, dibujar, consyruir, legos..) y al tercero siempre le invitamos e intentamos adaptarle la propuesta a su edad (como os explicaba en este post) pero aqui es cuando tantas veces nos desesperamos porque vemos que no le interesa o es difícil de crear algo relacionado para su edad . Entonces se aburre y, a veces, sabotea la propuesta… Pero muchas otras, coge algun juego que le interesa a él o nosotros le proponemos material para que haga y juegue. Normalmente, cuando la propuesta no se ha adaptado, tenemos que compensar la falta de atención, o nosotros o sus hermanos, jugando a algo que él elige, y a veces es posible y a veces no por tiempo o por logística.

La música, tocar instrumentos o hecerlo ver es uno de sus grandes recursos.

Juegos que puede jugar prácticamente solo como este que le encanta (Castle logix) en el que de tanto en tanto nos dice que miremos algo, o que le ayudemos.

Y otro que le gusta mucho pero se cansa rápido es el Tangram.

Y aquí un día cuando vio que estábamos con algo que no le interesaba cogió cartón y se hizo un “robot fantasma”, solo sin necesidad de nosotros.

No es fácil compaginar propuestas, atención y edades, intentamos atenderlos a todos al tiempo que demandan pero no siempre es posible y a veces es frustrante, pero nos organizamos para atender sus peticiones en diferentes momentos del día y ellos aprenden, irremediablemente, a esperar, a flexibilizar expectativas y aceptar propuestas de otros, y a muchas veces les sorprende positivamente.

Y nosotros también, aprendemos a organizarnos, a soltar expectativas y a encararnos con la culpa. Tenemos una lista y priorizamos atender una petición o demanda de cada uno cada día. Y la verdad es que muchos dias solo propone, pide o pregunta uno o dos… Rara vez coinciden los tres con una demanda urgente y muchas de ellas, como las de exterior: excursión, futbol, colcho, bici, etc, o las de arte los tres suelen estar de acuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s