Museo de la Ciencia

Ir al museo de la ciencia siempre es un buen plan.

Somos asiduos pero desde el final del embarazo, nació el peque y con tantos virus no habíamos podido ir, pero hoy era el último día para ver el esqueleto de un Tiranosaurio Rex, así que con bebe en el foulard hemos pasado la mañana allí.

Una vez impresionados con el esqueleto, que han visto cómo lo iban desmontando y han alucinado, nos hemos dado una vuelta y siempre hay cosas nuevas que descubrir.

Aquí sería fácil que nos hicieran un montón de preguntas pero normalmente no sucede, experimentan, tocan, observan, flipan y a veces, puntualmente, te preguntan. Nos cuesta mordernos la lengua porque hay un montón de cosas explicables pero nos la mordemos! (A veces no lo podemos evitar) Pero preferimos que ellos investiguen a su manera cada uno y integren a su tempo, si tienen preguntas las harán pero lo más probable es que lo hagan en otro momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s