Naturaleza, animales y amor

Esta ficha sobre animales se la diseñé a Ot hace unos meses, él me dijo que quería estudiarlos y no sabía cómo, yo busqué por internet trabajos y estudios sobre animales y todos compartían este tipo de fichas, donde se describen y se miden y se observan desde un lugar científico y empírico.

Nunca les hizo caso.

Nunca rellenó ni una.

En mi se despertaba una rabia contenida cada vez que me decía que quería saber más de animales. Me acordaba de las fichas, nunca rellenadas.

Hacía libretas de animales donde dibujaba pero casi no escribía, recortaba fotos de los que más le gustaban pero sin clasificación alguna, la que sabe es para saber qué y dónde buscar. Siempre sobre sus preferidos, que son muchos.

Documentales, libros, juegos de cartas, telescopio terrestre, etc. Material y material sobre animales pero él no entraba en la parte empírica y científica, en definitiva, en la parte académica.

Yo no entendía porque. He llegado a pensar de todo, que no tenía disciplina, que era un poco disperso, que quizás le faltaba ejemplo, que no le motivábamos o le acompañábamos bien, etc. (Siempre negativo, nunca positivo)

Cuando hicimos lo de la cámara para registrar animales en el bosque, vi el brillo de entusiasmo del que tanto habla Andre Stern en sus libros, así que motivación no le faltaba. Entonces? Que ocurre que no profundiza? Que no evoluciona? (A mis ojos).

Hasta que hoy, leyendo un libro sobre naturaleza he entendido el porque.

Mi amor por la naturaleza no tiene que ver con la parte biológica, científica o empírica de ella, no tiene que ver con la parte medible ni académica… tiene que ver con lo que me aporta y veo que aporta a mis hijos, con la parte profunda y trascendental, la sensorial, incluso la espiritual. Tiene que ver con la parte de la naturaleza que me nutre, que me llena y no sé explicar porque, esa parte que veo cómo nutre y equilibra a mis hijos simplemente de estar en ella, esa parte que despierta en mis hijos la felicidad, la curiosidad, la plenitud, esa parte que tiene que ver con la relación cuerpo-naturaleza, esa comunicación sutil de los elementos naturales y mi cuerpo… Todo tan inexplicable, poco medible y cero científico.

Ahora entiendo que Ot no quiere aprender, tampoco, de momento, esa parte medible y científica, analítica, empírica o académica de los animales.

Ot quiere estar con ellos, sentirlos, ver como se relacionan, como cazan, como paren, como conviven entre especies, como funciona el equilibrio natural desde un lugar profundo, esencial, sensorial, espiritual… Sentir su cuerpo en relación a sus animales preferidos. Sentir lo que ellos sienten. Aprender de ellos cómo viven a nivel cotidiano para llevarlo a su vida. Como cuando hablamos del nacimiento de su nuevo hermano, que vio con entusiasmo, y lo compara con el de los felinos. Como cuando decide qué forma de defenderse del peligro cree más adecuado para él cogiendo de referencia a las serpientes, pumas o monos. Como cuando nos dice que quiere fotografiar animales como los de National Geographic para estar cerca de leones y elefantes. Como cuando nos dice que quiere ser de greenpeace porque el humano es el único que no respeta el equilibro de la naturaleza que tanto admira.

Ot tiene una curiosa relación porque en la misma proporción que le apasionan les tiene miedo. Su padre y yo siempre decimos que es porque nació y creció (sus primeros años) en la ciudad gris. Yo siento cada vez más que es un reflejo del miedo a su propia naturaleza, animal, instintiva y que su gran curiosidad por ellos es el reflejo del impulso de amor por conocerse y explorarse interiormente, para aceptarse y poner luz donde a veces ve sombra en él mismo.

Conocer a los animales, entenderlos y sentirlos para él, desde un lugar inconsciente, es un trabajo de desarrollo personal y autoconocimiento interior.

Hay quien lo hace a traves del arte o del juego simbólico, él a través de la naturaleza y los animales.

Volviendo a las fichas… Otra vez más mi mente educada y escolarizada se ciñe a “ver” sólo una parte y el miedo a no saber cómo acompañar sus intereses rigidiza mis ideas.

Agradezco al libro “Somos naturaleza” de Katia Hueso la inspiración. Y a la naturaleza su generosidad, siempre digo que soy mejor persona desde que vivo en el paraíso.

Acercándonos a los animales

A Ot (10), como sabéis, le encanta estudiar a los animales, y siempre buscamos maneras de acercarnos de forma vivencial.

Se nos ocurrió pedirle a nuestro vecino que nos prestara una cámara de observación, que, con un sensor, al detectar movimiento se pone en marcha y registra un mini video del entorno.

La colocamos varios dias sin éxito. Incluso pusimos comido delante para atraer zorros, “janetes”, o lo que fuera, incluso jabalís que ya los tenemos muy vistos.

Seguiremos insistiendo, y sino funciona seguro nos dará el impulso para hacer la salida de observación nocturna.

Huellas y rastros

Cuando salimos de excursión o en los paseos diarios es un clásico buscar huellas y rastros de animales.

Estos dias de lluvia pasados han dejado el barro en los caminos perfecto donde se ven mejor las huellas…

Lo de revisar cacas también les divierte mucho, palo en mano y pinchar y desmenuzar para ver si son recientes o no… Todo muy escatológico.

Huella de “cabirol”. El animal más interesante para ellos.

Hiella de zorro

Al principio les gustaba por lo fantasioso, ahora ya hablan del tamaño y el peso que debe tener el animal en cuestión, la dirección en que iba, si corría o caminaba… ya se plantean hacer saludas de observación al atardecer o amanecer. Veremos en que queda.

Intereses curiosos

-Mama, sabes que la Lampuga puede nadar 65km/h??
-Mama, sabes que el salmón hace uno de los recorridos más bestias del mundo?
-Mama, sabes que la mariposa monárquica puede volar desde Canadá hasta Mexico?

IMG_20171101_110120.jpeg

Ot(9) tiene un interés muy agudo por los animales y su forma de vivir. No es el típico interés por cuidar animales o estar rodeado de animales… simplemente le gusta estudiarlos, sobetodo su comportamiento.

Hay intereses más fáciles que otros, és te nos desafía, per que proporcionar experiencias y material para que satisfaga y desarrolle este interés no es fácil. Si a tu hijo le gusta la música, pues es relativamente fácil, el arte también, la danza… pero el estudio de animales??? No hay extraescolares para eso…. Y si añadimos que no es un tema de nuestro especial interés… pues lo dificulta más. Él se pasaría horas hablando de animales y de lo que hacen y lo que miden, y como cazan, y comos se defienden y como duermen… Cuando encuentra a alguien que le interesan los animales se le pega como una lapa y venga a darle a la lengua.

Intentamos acercarle juegos, libros, y experiencias sobre animales… Pero no es fácil. No sentimos su misma pasión y a veces sentimos que no le damos lo suficiente o no sabemos cómo dárselo. Pero, a veces, cuando empieza con su retaíla de conocimientos sobre animales nos asombramos de todo lo que sabe, memoriza y entiende de éstos. Así que, entendemos, que le debe llegar la información que necesita. Y nos quedamos más tranquilos. Nos desafía por que sería tan fácil dormirnos en este interés y ofrecerle el típico libro de animales y ya, hace que tengamos que investigar un campo que no es de nuestro interés, pero aprendemos a ofrecer herrmientas para que él sólo desarrolle y aprenda, sin dudar ni tener complejo de que el que sabe más de animales es él. Buscar recursos y experiencias al margen de tu pasión te mantiene despierto, te hace observar cuál es su verdadero interés para buscar respuestas concretas.

El hecho de no ir al cole facilita que este interés este muy presente y vivo, y veo la ventaja de poder dedicar a su tema preferido el tiempo que quiere, dudo que en la escuela pudiera dedicar tantas horas a estudiar y aprender sobre animales, y quizás con el tiempo este camino perdería fuerza …

Últimamente ha mostrado interés en las acciones que llevan a cabo organizaciones como Greenpeace, se le despierta la sentimiento de injusticia delante de la cantidad de animales en riesgo de extinción que lee en sus libros. Y dice que él quiere ayudar a  defenderlos, así que a través de mi nombre se ha hecho socio.

También dice que quiere aprender idiomas por que en Catalunya no están los animales que más le gustan y que va a tener que viajar. Un afirmación que me choca por su trayectoria de autonomia pero que cuando lo dice lo dice desde un convenciomiento que parece que su mente no puede decidir demasiado al respecto, como si no tuviera más remedio.

He comentado en varias ocasiones este inetrés curioso y cómo lo va desarrollando, sobretodo a través de la lectura y la investigación. Parece que sigue y  me gusta ver la evolución de sus métodos de investigación, cada vez usa más libros, compara, ve que hay diferencias, cuestiona, sigue con sus fichas… aunque no con mucha constancia… parece que en su cabeza lo almacena y no necesita plasmarlo demasiado sobre papel, todavía.

Seguimos escuchando, observando y ofreciendo.

El aprendizaje a través de éste interés es taaaan amplio y transversal que no puedo resumirlo, pero podéis imaginarlo. Un detalle que ha pasado hoy:  en su ficha escribía el peso sin poner Kg y le he preguntado: 500 qué? – kilos mama… sino lo pones podrían ser gramos, toneladas… y hemos hablado de diferentes unidades de medida y dentro del peso de la diferencia entre gramos y kilogramos y toneladas….

Os podéis hacer una idea que cada vez que se pone a trabajar con animales se generan infinidad de preguntas alrededor y periféricas al tema.

 

Acercándonos a los animales

_DU_2236Vivimos en medio de la montaña, rodeados de fauna libre y espectacular: corzos, jabalíes, zorros, tejones, jinetas, liebres y todo tipo de aves, desde rapaces a petirrojos. Somos conscientes de que, de la cadena, nosotros somos el máximo depredador, y los animales seguro que lo saben. Pero estamos enamorados de ellos, de todos y todo tipo, y a la mínima oportunidad que tenemos nos apuntamos a descubrir animales nuevos y acercarnos cuanto podamos para conocerlos mejor. La etología, o estudio del comportamiento de los animales, es con diferencia la pasión de Ot; hojeando libros de fauna y viendo documentales se ha convertido poco a poco en un experto en casi todotipo de animales terrestres, aves…

_DU_2256Hace poco fuimos con las familias homeschooler al CAN, Centre d’Apropament a la Natura (Centro de Acercamiento a la Naturaleza), donde Bernat nos guió por todos los rincones de la Granja que está en Navàs (Bages). Yo no tengo muy claro que me guste mucho ‘visitar’ animales encerrados en espacios delimitados para su observación, como Sigean o Cabárceno (tenemos esos post pendientes) para decir los dos parques grandes donde hemos estado, pero tengo que decir que para los niños la experiencia es espectacular, emocionante y muy didáctica, más si los animales son su pasión.

_DU_2263
Bernat nos comentó que la gran mayoría de los animales que tienen en el CAN los han rescatado de situaciones desfavorables y los han recuperado, muchos no pueden cazar por si solos ya que los han alimentado des de siempre y ya no tienen instinto. Tenía en esos momentos un Gran Duque en el brazo, un ave formidable y de aspecto fiero que ya no tenia ganas de salir volando y perderse en el bosque.

Hemos hablado con ellos de la contradicción inherente entre cautiverio y supuesta libertad o semilibertad (de movimiento, faltaría más!). De hecho, por la tarde volviendo a casa me decía Ot que a los gamos en realidad les gustaría más el bosque enorme que hay al lado de su cerco. Y es que los límites y fronteras son cosas de hombres (al menos de algunos) y no de animales, ya se espabilan ellos con cadenas alimentarias y estrategias de defensa, nidos, madrigueras, nidos y migraciones, estaciones y épocas de apareamiento…

Jordi