Minimundos

Mis hijos, los tres mayores, son muy dados a hacer minimundos. Mezclando diferentes materiales, desestructurado y estructurado, (legos, maderas, clicks, arcoiris, piezas de juegos de construcción,animales, piedras, etc), construyen pueblos, bases, ciudades, campamentos, etc.

Es muy interesante ver la evolución de estas construcciones y juegos y ver cómo introducen nuevos elementos más complejos. También es muy intetesante ver que según el día y el estado emocional, si son uno, dos o tres quien lo construye los minimundos son diferentes.

Simplicidad, complejidad, laberintos o casas cuadradas, con árboles, o sin vegetación, con delimitación clara o expandiendose por las estanterias… Cada día diferente. Todo detalle, forma y expresión es un trabajo interno que se expresa, metódico, nada es fruto de la casualidad y al ser libre y espontaneo, al no ser juzgado, trabaja a favor de la construcción interna del niño.

Un placer ver i observar sus minimundos.

Última construcción de Aran (7) y Auró (4).

Auró (4) con circuito de canicas.

Mega construcción de los tres

Juego y emoción

De los tres mayores, él es el más diferente, de carácter, de físico y de intereses… Hoy estaba enfadado y frustrado y se ha metido en su mundo, interno, en su silencio, en su juego interno y ha empezado a construir… A construirlo con maderitas, con material que encontraba… Y ha hecho una torre, y luego otra muy diferente y ha encontrado un nuevo material y ha hecho otra torre, doble, muy abarrotada y ha añadido objetos que encontraba, para en definitiva explicar su enfado, su frustración con formas kaoticas y aparentemente desordenadas de madera y cartón. Y ya… Se le ha pasado… Ha aparecido su hermano pequeño y imitando han empezado a jugar juntos, crear juntos, idear juntos y se ha añadido el mayor y entre silencios y onomatopeyas ya vuelven a estar en harmonia… la emoción se ha diluido, se ha expresado y vuelven a jugar como si nada hubiera ocurrido.

MAESTROS con mayúsculas!

Aviones

Por Reyes le regalaron este avión de cartón para montar. El tema maquetas le llama la atención, así que sin ninguna expectativa, este regalo era por si se le despertaba el interés. Al principio ningun interés.

Pero el otro día vio un vídeo de cómo se construía un avión y fue el detonante para recordar la maqueta del avión y despertar el interés por montarlo.

Dicho y hecho, en una tarde y una mañana, acompañado por su padre en algun momento de dificultad, montó el avión.

Para los interesados éste lo encontramos en Abacus.

Seguimos con la mecánica por otros caminos, juntando otros talentos como el de las manualidades, trabajando la paciencia, la planificación, etc…

Legos

Cuando me preguntan que hacen normalmente mis hijos mi respuesta suele ser: juegan y mayoritariamente a legos!

Siempre estan presentes de una forma u otra.

Empiezan montando la nave o coche original de la caja pero acaban juntando las piezas y creando nuevas naves, bases, construcciones, lo que la imaginación les de…

Aqui una puerta, idea de un libro de legos.

O una base donde descansan los guerreros

Así un sinfín de ideas que construyen a diario.

Quien dice que los legos no son un gran material?

Construcción de coches

Y va apereciendo, poco a poco,  un nuevo interés, aunque en realidad es la evolución de un interés que tiene desde pequeño, la mecánica! Aran (7) siempre ha construido: con maderas, tapones, palos, cuerditas… más adelante con legos y paralelamente hacía intentos de construcciones con poleas, planos inclinados, etc…

Hace poco empezó a pedirnos que de extraescolar quería arreglar coches… Nos quedamos un poco extrañados, intentamos que se explicara y que nos dijera qué le interesaba concretamente del hecho de arreglar coches, y nos compartió las ganas de saber cómo funciona, engranajes, correas… no sabíamos ni de donde había sacado ese vocabulario pero lo tenía y tenía claro qeu quería hacer cosas relacionadas con eso.

Así que en Navidades le regalamos un juego de mecánica simple y …Todo un éxito!!!. Con calma y a su ritmo, de hecho lo montó por intución y no funcionaba y ahora está siguiendo las instrucciones a ver qué sucede. Ya tenemos el siguiente preparado que es un poco más complejo.

IMG_20180106_221431IMG_20180106_221435

Cuando Aran entra en ese mundo desparece todo lo demás… es fantástica la capacidad de concentración y paciencia. Aunque no es una pasión de a todas horas cuando le apetece se le ve sumergido totalmente!

Un placer ver como sus intereses evolucionan.

Aqui te pillo aqui te…

Sin objetivo, sin proyecto, sin expectativa. Simplemente por hacer… clavó unos cuantos clavitos y despues siguió con la bici… Es la ventaja de tener ambientes preparados para que cuando surja el impulso, la idea y la necesidad esté el material disponible.
Siempre me acuerdo de Picasso que decía que trabajaba en el taller cada día a todas horas, para que, cuando llegara la inspiración le pillara pintando.

taller1

 

Construyendo en la naturaleza

Ahora que se acerca el buen tiempo y ya que vivimos en un paraiso natural, cada mañana intentamos hacer una excursión, larga, corta, o improvisada. A veces es un paseo, a veces con bicis, a veces en silencio, a veces se llevan juegos en una mochila, o herramientas…

Hemos visto que en la naturaleza la imaginación se dispara, yo creo que es por la mezcla de movimiento libre, material desestructurado, y espacio harmónico. Creo, cada vez más, que estos son los ingredientes básicos para que el niño se sienta bien y se dé el aprendizaje o desarrollo sano. Y todos esos ingredientes se dan en la naturaleza.

Leer más »

Juegos sorpresa

20170217_102129En Navidades nos cayó del cielo este regalo, lo compramos pensando que era un juego tipo mecano para construir coches de piezas fáciles, para Auró. Lo compramos deprisa y corriendo en el último minuto, y resulta que al final, es con el que más juega y le divierte, siempre después de los cliks, claro. Además resulta que trabaja con piezas triangulares y cuadradas imantadas y puede hacer construcciones libres pero también hay unas fichas que te dice como construir figuras geométrica, coches, casas, etc…

Leer más »

Aprendiendo entre cabañas

Las cabañas desde pequeños traen grandes aprendizajes y experiencias. Quién no ha jugado a las cabañas?

Des de pequeños como todos los niños, mis hijos han sido fans de hacer cabañas, desde muy sencillas y ayudados por nosotros hasta más complejas y hechas íntegramente por ellos.  La necesidad nace de crear espacios de seguridad, cerrados, donde esconderse, donde recogerse, donde practicar el adentro y el afurea, el cerrado y abierto… también de crear espacios propios, MI casa, donde sucen y guardan sus cosas.

El juego simbólico de construir una casa es, en general,  para reproducir con más fidelidad las dinámicas de los adultos , y ellos proyectan su necesidad de encontrar su lugar en el mundo.

La casa también es el símbolo de su espacio interior. Una cabaña, casa o construcción, es el hueco afectivo donde los niños se sienten envueltos, contenidos, y protegidos, donde experimentan sus propias fronteras corporales en relación con la envoltura que lo cubre. (El juego simbólico ed. graó)

1.jpg

La cabaña más simple ya es un aprendizaje de equilibrio de fuerzas, de trabajo con la gravedad, de entender la físca desde el cuerpo. Una construcción tan sencilla como un  Dolmen, buscando cubrir la necesidad de poner un techo y que éste se sostenga.

Dolmen.jpg

Poco a poco se van sofisticando.

3.JPG

Utilizan diferentes materiales, pruebas y más pruebas y empiezan a necesitar accesorios: pinzas, dónde sujetar, puertas, suelos…

8.JPG12.JPG

Prueban y prueban en diferentes épocas, de diferentes maneras, diferentes lugares.

10.JPG

13.jpg

En estas construcciones encontraban soluciones cómo usar una columna de cojines a modo de pilar, para sostener el techo. Ponían mantas para que no entrara el frío (concepto de aislamiento).

caban%cc%83a-con-vigas1caban%cc%83a-con-vigasY el último hallazgo la construcción con vigas. Usan los churros como vigas donde apoyar el techo. Aran(6) se fijço en el techo de nustra casa, construida con vigas de madera y la imitó. Consiguió un techo mucho más estable.

Lo que aprenden con el simple juego de construir cabañas es impresionante, yo veo una parte pero la más rica es la parte que no veo.  Aprenden desde solucionar conflictos, repartirse el espacio, proyectar espacios, siststemas de constrcción y emcionalemente se construyen a sí mismos, en cada pared y cojín que colocan, también juegan a destruirlas, juego maravilloso para poder trabajar la separación, el desapego, el duelo, etc.

Una vez más el juego supera con creces cualquier sistema pedagógico o de aprendizaje, o entrenamiento de la mente, sin duda.