…al revés del mundo

Nosotros siempre vamos al revés…

Esta semana los niños han decidido que querían ir al casal del pueblo, así que desde el lunes siguen horarios, se levantan con despertador, se preparan mochila, se apresuran para ser puntuales y nos esperan en la puerta a la salida del casal.

Mientras la mayoría hace lo contrario.

Es curioso como cuando ellos lo deciden todo fluye, sin problemas para despertarse, hacer las cosas y ser puntuales. Aunque alguno ya ha dicho que menos mal que no es siempre así porque dice que se le acumulan las ideas y no tiene tiempo de hacerlas… u otro que dice que lo del despertador no le gusta nada.

Somos muy divertidos, cuando la mayoría está de vacaciones nosotros nos ponemos “obligaciones”. Pero ya dicen que “sarna con gusto no pica”.

Esta semana, ya veis, socialización a tope y con ganas. Juntos pero no revueltos.

Juego y emoción

De los tres mayores, él es el más diferente, de carácter, de físico y de intereses… Hoy estaba enfadado y frustrado y se ha metido en su mundo, interno, en su silencio, en su juego interno y ha empezado a construir… A construirlo con maderitas, con material que encontraba… Y ha hecho una torre, y luego otra muy diferente y ha encontrado un nuevo material y ha hecho otra torre, doble, muy abarrotada y ha añadido objetos que encontraba, para en definitiva explicar su enfado, su frustración con formas kaoticas y aparentemente desordenadas de madera y cartón. Y ya… Se le ha pasado… Ha aparecido su hermano pequeño y imitando han empezado a jugar juntos, crear juntos, idear juntos y se ha añadido el mayor y entre silencios y onomatopeyas ya vuelven a estar en harmonia… la emoción se ha diluido, se ha expresado y vuelven a jugar como si nada hubiera ocurrido.

MAESTROS con mayúsculas!

Trabajo en equipo

Nunca planeamos tener 4 hijos, la vida nos fue guiando hasta aquí.

Los veo jugar y es brutal ver cómo siendo niños de distintas edades, con diferentes caracteres y intereses juegan y construyen juegos en equipo. El mayor y el tercero se llevan 5 años y eso no importa a la hora de jugar juntos los tres.

Sé que no ir a la i GT escuela ha hecho que trabajemos mucho la relación y el vínculo entre ellos, sé que les ha dado la oportunidad de crecer muy cerca de sus hermanos, de crear puentes entre edades y intereses distintos a favor de un juego común.

La relación entre ellos es algo que nos maravilla a su padre y a mi, y sí, claro que hay conflictos y peleas y enfados pero hay mucho más amor, compañerismo y equipo.

Una ventaja para mí importantísima q no esten en un cole separados por edades.

imitar, aprender, inventar

23622078_1942587059334351_2168204998965417974_n.jpgEsta imagen es un dibujo de Aran(7) y de Auró (4). El aprendizaje de sus iguales me parece maravilloso, cómo ellos desde la inocencia , sin expectativas, desde la libertad se enesñan unos a otros… me parece mágico verlos.

Los niños aprenden por imitación, desde el ejemplo, de ver, oir y vivir… no de lo que les decimos qué es la vida sino de cómo la vivimos.

Nuestros maestros!

Actividades locales

Taller de ciència “L’univers a la teva mà”, Biblioteca de Moià.

23472459_1490167674403129_7651379172578403999_n23517972_1490167677736462_2779096465971732268_n23518945_1490167664403130_646081596572787364_n

Cada vez hay más actividades extraescolares que hace que los freeschoolers tengan la oportunidad de hacer talleres de temátias concretas que les interesa. La biblioteca es un buen lugar para proponer ideas y acudir a las actividades que proponen.

Aqui sobre ciencia, han estado trabajando la gravedad a través de explicaciones sobre el Universo. Los más motivados los freeschoolers, pero no por nada, sino por que los otros venian del cole… y seguro estaban cansados.

Seguimos con el aprendizaje autónomo y la socialización alternativa a la escuela.

 

Cuevas de Altamira

20170411_0026En nuestro viaje en furgoneta del pasado abril nos fuimos hasta Cantábria a dormir en los acantilados de Tagle, a visitar el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, y a descubrir las Cuevas de Altamira. Una visita que teníamos pendiente todos y que completaba nuestras visitas al Museo de Arqueología de Barcelona.
20170411_0022
Altamira representa para nosotros como un big bang en nuestra excursión a través de la creatividad, la representación y la expresión artística. Como estamos siguiendo el curso de dibujo online (a nuestro ritmo!) y adentrándonos en la historia del planeta (que no de la humanidad a secas), el Museo de la Cuevas de Altamira con sus exposiciones y con la espectacular recreación de la cueva, la Neo-cueva (la cueva está cerrada al público en general para mantener las pinturas originales) era un destino perfecto para que nuestras aventuras en furgoneta tuvieran además una regusto a experiencia única, vital y didáctica. Ver en todo lo que nos rodea oportunidades para aprender significa poder relajar la idea mental de contenidos estructurados por edades o de currículum a completar.
20170411_0017
Viajar ya forma parte de abrir la mente a experiencias nuevas, a perspectivas diferentes y vivencias profundas. Y las pinturas ancestrales, los métodos pictóricos de nuestros antepasados, su adaptación al entorno y su motivación creciente para entender la naturaleza y los animales han sido un viaje en el tiempo, un entrar en las entrañas de la tierra para descubrir esa mirada limpia, que es también la de los niños, que se identifica y funde con el entorno a través del arte.

Primera salida del Sol

Esta imagen es de la primera salida del Sol que ven los niños. Fue especial para ellos pero sobretodo para nosotros.

_DU_2966.jpg

Un día de viaje en furgo programamos con ellos ver la salida del Sol. Se levantaron a las 6’30h, se abrigaron bien, medio dormidos intentaron beberse un vaso de leche y caminamos, cargados de mantas y desayuno, hasta la playa donde se veía mejor la salida del Sol. Y esperamos pacientes a que los primeros rayos asomaran.

No hicieron grandes halagos ni expresivas caras de emoción, pero para mi sí fue muy emocionante acompañarles en su primera salida del Sol. Simplemente miraban, sin comentar sin describir…  sencillamente vivieron la salida del Sol.

Acompañarlos a vivir experiencias nuevas es la parte de educar en familia que más nos gusta. Este día era un viernes laborable normal. Hablamos del Sol, de la Tierra y poco más. No puedo describir qué aprendieron, esta vez, me limito a deciros lo que vivieron.