Comarcas

comarques.jpg

Hace poco tuvimos una conversación de coche sobre las comarcas… El interés surgió un día camino a Barcelona:

Qué es Barcelona? Una ciudad… (siempre la primera pregunta parece ser con trampa porque nunca sabes exactamente qué preguntan pero eso también es interesante)

Qué es el Barcelonés (lo leyó en un cartel)? Una comarca

Y qué es una comarca? Es un territorio que contiene diferentes ciudades y pueblos…

Barcelona es capital? sí

qué es una capital?….

Y así un montón de preguntas sobre las poblaciones, comarcas y provincias. A Jordi y a mi se nos ocurrió buscar material sobre comarcas y esa misma tarde compramos este puzzle. “Catalunya en comarcas”. Al día siguiente se lo dimos:

Mirad chicos, hemos encontrado este puzzle de las comarcas para que investigueis si quereis…

Su respuesta fue de ilusión y enseguida empezaron a montarlo. A veces puede ser que no muestren interés más allá de las preguntas que ya hicieron, no pasa nada, es importante ofrecer pero no obligar. Si otro día hacen más preguntas ya tendremos el material. De hecho, el puzzle no lo acabaron, hicieron algunas partes y miraron las comarcas que conocían. Pero pasaron a los Legos que les despertaba más interés en ese momento.

Recuerdo que la principio me irritaba que no acabaran las cosas, los proyectos, pero me di cuenta que para aprender lo que ellos querían aprender no era necesario acabarlo… aún son pequeños. Es la necesidad del adulto que acaben los proyectos o los puzzles o lo que sea, por obtener un resultado, llegar a un objetivo, y así “constatar” que han aprendido. Pero no nos damos cuenta que cuando ellos dejan cosas sin acabar es porque ya se ha terminado el interés que tenían por eso, han aprendido hasta donde estaban preprados y más adelante cuando lo hayan integrado y desde otro prisma volverán a eso para acabarlo o volver a dejarlo a medias. El aprendizaje no es lineal aunque nos empeñemos en creer que sí.

Des de la escucha atenta y el acompañamiento consciente puedes ver cuando es el momento de otra cosa porque ya ha terminado su interés o aprendizaje o porque se ha bloqueado, en ambos casos, para mi, es importante permitir su ritmo para volver a reemprenderlo o para debloquearlo desde otro lugar.

 

 

Mapas de barro

De cuando hicimos el mapa mundi y hablamos del movimiento de los continentes quedaron por encima de la mesa los continentes recortados.

Un día Aran quiso hacer barro y al ver los continentes dijo que quería hacer “mapas de barro”… Así que cogió los recortes los puso sobre el barro y recortó con un cuchillo el barro con la forma de cada continente.

Pásame Africa…, ¿Ése cuál es?, ¡América del Norte y América del Sur son hermanos!… Así de una forma lúdica, senzilla y por iniciativa propia aprendió los nombres de los continentes, cuantos hay y qué forma tienen.

contifang7contifang4contifang6contifang3

A Ot se le despertaron las ganas y ahora quiere hacerlos él también y “enganchar” en cada uno los  animales característicos y, de paso, los movimientos migratorios… (menos mal que existe google).

Así que esta semana, si lo recuerdan y les apetece haremos más “mapas de barro”.

contifang1

contifang5

Lo mejor de esta actividad para mi ha sido que los tres estaban atendiendo sus necesidades por que el peque, que es el más difícil de integrar en este tipo de actividades estaba jugando con el barro tan encantado. Ni caso de los continentes, pero ya tendrá tiempo si le interesa y quiere.