Aeródromo

Visita al aeródromo con familias de la coordinadora.

Como Aran está con la mecánica y cogió libros de automóbiles y aviones se nos ocurrió plantear al grupo de familias con quien compartimos actividad semanal ir al aeródromo.

Todo un éxito, quien hizo la visita estaba supermotivado, (de hecho parecía salido de Top Gun), y les explicó con mucha pasión por qué y cómo vuelan los aviones, diseño de las alas para que sea viable (aplicación de las leyes físicas), mecánica y mantenimiento, normativas, el funcionamiento de los mandos, etc…

Aran (7) no solo sació su curiosidad sino que le motivó a seguir el hilo de este interés.

Estas salidas son muy provechosas porque aprenden en grupo en relación con otros de su edad, aprenden de otro adulto que no somos nosotros, y, al ser temas que les interesa, exprimen las visitas al máximo.

Y decir que no solo ellos aprenden, para nosotros es superinteresante.

Electrónica?

Os acordáis de la entrada de circuitos pues parece que el interés persiste y toma nueva forma, aquí juegan a ser mecánicos de cosas, arreglan y crean cosas…

Aquí manipulan una vieja radio, la desmontan y montan cosas nuevas, sin objetivo, sin manual de instrucciones, simplemente juegan. Y la cosa es que sin darnos cuenta (por el aprendizaje invisible) Aran conectó una bateria a un altavoz y sonaba… Raro pero sonaba… Y conectó el altavoz a un mp3 y no sonaba…

-papa, porque no suena…?

-mama, en el altavoz hay un imán muy potente…

-y esta pieza que es? Es metálica o es plástico? (La acerca al imán y se queda pegada) sí, es metálica!!

Y elucubra y piensa y asocia ideas y descubre… En definitiva, aprende!

Entran en un mundo (electrónica) que desconocemos y da miedo porque no sabemos si sabremos dar alas.. pero intuyo que lo mejor es no entorpecer, sino ofrecer porque el camino lo andan ellos.

Ya estamos buscando libros para traer a casa y que todos nos sumerjamos en este nuevo mundo. Y Jordi conoce a un chico que construye motores de coches pequeños quizás le hacemos una visita.

Con los circuitos y la electrónica hay un interés profundo como con la mecánica, lo siento así porque es un impulso que le nace sin ser una imitación, se le van los ojos a las construcciones mecánicas, a los cables y placas a ver por dentro los motores… Tiene el impulso de coger el destornillador y desmontar y montar cosas con maquinas dentro…

Ahora, sin presión y sin objetivo, solo tiene 7 años!!! Que juegue, imite, pruebe, ya habrá tiempo de teorias, formulas y ecuaciones…

Aviones

Por Reyes le regalaron este avión de cartón para montar. El tema maquetas le llama la atención, así que sin ninguna expectativa, este regalo era por si se le despertaba el interés. Al principio ningun interés.

Pero el otro día vio un vídeo de cómo se construía un avión y fue el detonante para recordar la maqueta del avión y despertar el interés por montarlo.

Dicho y hecho, en una tarde y una mañana, acompañado por su padre en algun momento de dificultad, montó el avión.

Para los interesados éste lo encontramos en Abacus.

Seguimos con la mecánica por otros caminos, juntando otros talentos como el de las manualidades, trabajando la paciencia, la planificación, etc…

Legos

Cuando me preguntan que hacen normalmente mis hijos mi respuesta suele ser: juegan y mayoritariamente a legos!

Siempre estan presentes de una forma u otra.

Empiezan montando la nave o coche original de la caja pero acaban juntando las piezas y creando nuevas naves, bases, construcciones, lo que la imaginación les de…

Aqui una puerta, idea de un libro de legos.

O una base donde descansan los guerreros

Así un sinfín de ideas que construyen a diario.

Quien dice que los legos no son un gran material?

Circuitos de interés

De una pregunta nació una actividad.

Aran, a raíz de su aventura desmontando el proyector roto, me preguntó porqué el metal era conductor eléctrico y el plástico no. Podéis imaginaros, que aunque yo soy de ciencias hay cosas que no sé. Así que buscamos en google y parecía todo muy complicado para su edad… Y sacamos unos libros que compramos de segunda mano de una colección sobre ciencia y experimentos. Hay tres libros que hablan sobre la electricidad, los estuvimos ojeando, buscando la respuesta sobre la conducción eléctrica y Arana encontró unos experimentos de circuitos eléctricos. Cómo hacer circuitos eléctricos básicos.

Los estuvo mirando, y cómo ya eran las tantas, su curiosidad y creatividad es de horas nocturnas, decidimos dejar para el día siguiente el hacer el experimento.

DSC_0335.JPG

DSC_0338.jpeg

IMG_20180201_180748.jpeg

Primero circuito básico, después con motor (todo encontrado en ferreteria, de hecho vienen en kits).

DSC_0339.jpeg

Su idea ahora es aplicarlo a un coche que construyó de un kit de mecánica aplicada.

Recuerdo cuando hice un circuito de este tipo para el cole, cuando era pequeña, que no me enteré de nada, no entendí nada, incluso creo que lo acabó haciendo mi madre conmigo… y ahora ver, que por propio interés, que desde la curiosidad más limpia a mi hijo le encanta y quiere ir más allá, me fascina. A mi hijo mayor no le interesa para nada, de hecho mientras hacían los circuitos los dos peques con Jordi, Ot leía en el sofá la última saga a la que está enganchado. Y veo el panorama y me digo, y por qué no? por qué Ot tiene que aprender algo que no le interesa y no dedicarse a lo que le interesa y por qué no Aran profundizar en la mecánica y la electricidad y los motores aunque todavía no lea con fluidez. Ellos me desmontan las estructuras aprendidas y el orden establecido, me desencajan las creencias y ma ayudan a soltar y a confiar más en ellos que en el curriculum o temario. El rtimo lo marcan ellos, la manera también, y nosotros adaptamos y ofrecemos, sin más.

Eso es construirse a sí mismo, no? y no se trata de eso? de que ellos se construyan según quienes son y lo que les inetresa de la vida? Quizás soy rara, pero yo a lo demás sí que lo entiendo como adoctrinamiento…

desmontando y montando

Probando el proyector para una charla-taller se estropeó, hubo un cortocircuito y se quemó. Mi hijo mediano no tardó en pedir desmontarlo para verlo por dentro. Así que su padre y él se pusieron manos a la obra.

Jordi le daba las herramientas que necesitaba y si preguntaba respondía, pero básicamente quien se sumergió en el trabajo fue él. Siguiendo con el reciente interés por la mecánica fue desmontando y viendo piezas… Sus hermanos iban y venían, aunque el más interesado era Aran (7).

IMG_20180201_163221

DSC_0325

DSC_0328

Ahora que todo está desmontado… Aran ha empezado a hacer esculturas con las piezas… Que él no llama así y evidentemente aun no puedo mostrar.

Seguimos tirando del hilo de su interés… a ver que nos descubre, cómo se revela, nosotros seguimos observando.

Construcción de coches

Y va apereciendo, poco a poco,  un nuevo interés, aunque en realidad es la evolución de un interés que tiene desde pequeño, la mecánica! Aran (7) siempre ha construido: con maderas, tapones, palos, cuerditas… más adelante con legos y paralelamente hacía intentos de construcciones con poleas, planos inclinados, etc…

Hace poco empezó a pedirnos que de extraescolar quería arreglar coches… Nos quedamos un poco extrañados, intentamos que se explicara y que nos dijera qué le interesaba concretamente del hecho de arreglar coches, y nos compartió las ganas de saber cómo funciona, engranajes, correas… no sabíamos ni de donde había sacado ese vocabulario pero lo tenía y tenía claro qeu quería hacer cosas relacionadas con eso.

Así que en Navidades le regalamos un juego de mecánica simple y …Todo un éxito!!!. Con calma y a su ritmo, de hecho lo montó por intución y no funcionaba y ahora está siguiendo las instrucciones a ver qué sucede. Ya tenemos el siguiente preparado que es un poco más complejo.

IMG_20180106_221431IMG_20180106_221435

Cuando Aran entra en ese mundo desparece todo lo demás… es fantástica la capacidad de concentración y paciencia. Aunque no es una pasión de a todas horas cuando le apetece se le ve sumergido totalmente!

Un placer ver como sus intereses evolucionan.

Primer tanteo con la mecánica

_w0a7525-web

Unos días atrás se nos estropeó la sierra de calar que para nosotros es indispensable para la mayoría de nuestros proyectos de bricolaje, adultos e infantiles, y como somos de esos que quieren desmontar todo, decidimos encargar en la ferretería que nos trajeran la pieza de repuesto para cambiarla nosotros en casa. Ni idea de qué pieza era ni de si podríamos reemplazarla pero todo se tiene que probar. La pieza en concreto era de las importantes: la que recibe la sierra reemplazable y la fija para trabajar, y a la vez la misma que recibe el movimiento circular del motor eléctrico de la sierra y lo transforma en movimiento  rectilíneo para desplazar la sierra arriba y abajo.

Una mañana con los niños decidimos abrir y ver qué pasaba. Estaba todo lleno de grasa que tuvimos que conservar para cubrir todas la zonas de fricción de la nueva pieza, y aunque ensuciamos mucho al final reparamos la máquina, perdimos el miedo a abrir y investigar, entendimos perfectamente como funciona la sierra. Les hice un diagrama y los dos mayores entendieron rápidamente el mecanismo de vaivén.

Para mi lo importante no es que aprendieran mecánica (que lo hicieron) sino que entedieran que para saber como funcionan las cosas se tienen que abrir, desmontar, tocar, probar, etc… y que una máquina no es más que un montón de piezas unidas entre sí que en movimiento funcionan para un propósito, en este caso cortar.

Me gusta que de un hecho cotidiano nazca un aprendizaje, refuerza nuestra idea de que la vida y el aprendizaje van unidos.