Psicomotricidad

Esta es nuestra sala de psicomotricidad, la naturaleza.

Y esta…

Y esta…

Y por supuesto esta…

La naturaleza nos provee de todas las posibilidades psicomotrices.

Cada vez más siento que el lugar de todo@s l@s niñ@s es la naturaleza, y no solo por el despliegue psicomotriz que permite sino porque los nutre de una forma indescriptible, de una forma que no es medible y que a ojos físicos es difícil de ver.

Naturaleza, animales y amor

Esta ficha sobre animales se la diseñé a Ot hace unos meses, él me dijo que quería estudiarlos y no sabía cómo, yo busqué por internet trabajos y estudios sobre animales y todos compartían este tipo de fichas, donde se describen y se miden y se observan desde un lugar científico y empírico.

Nunca les hizo caso.

Nunca rellenó ni una.

En mi se despertaba una rabia contenida cada vez que me decía que quería saber más de animales. Me acordaba de las fichas, nunca rellenadas.

Hacía libretas de animales donde dibujaba pero casi no escribía, recortaba fotos de los que más le gustaban pero sin clasificación alguna, la que sabe es para saber qué y dónde buscar. Siempre sobre sus preferidos, que son muchos.

Documentales, libros, juegos de cartas, telescopio terrestre, etc. Material y material sobre animales pero él no entraba en la parte empírica y científica, en definitiva, en la parte académica.

Yo no entendía porque. He llegado a pensar de todo, que no tenía disciplina, que era un poco disperso, que quizás le faltaba ejemplo, que no le motivábamos o le acompañábamos bien, etc. (Siempre negativo, nunca positivo)

Cuando hicimos lo de la cámara para registrar animales en el bosque, vi el brillo de entusiasmo del que tanto habla Andre Stern en sus libros, así que motivación no le faltaba. Entonces? Que ocurre que no profundiza? Que no evoluciona? (A mis ojos).

Hasta que hoy, leyendo un libro sobre naturaleza he entendido el porque.

Mi amor por la naturaleza no tiene que ver con la parte biológica, científica o empírica de ella, no tiene que ver con la parte medible ni académica… tiene que ver con lo que me aporta y veo que aporta a mis hijos, con la parte profunda y trascendental, la sensorial, incluso la espiritual. Tiene que ver con la parte de la naturaleza que me nutre, que me llena y no sé explicar porque, esa parte que veo cómo nutre y equilibra a mis hijos simplemente de estar en ella, esa parte que despierta en mis hijos la felicidad, la curiosidad, la plenitud, esa parte que tiene que ver con la relación cuerpo-naturaleza, esa comunicación sutil de los elementos naturales y mi cuerpo… Todo tan inexplicable, poco medible y cero científico.

Ahora entiendo que Ot no quiere aprender, tampoco, de momento, esa parte medible y científica, analítica, empírica o académica de los animales.

Ot quiere estar con ellos, sentirlos, ver como se relacionan, como cazan, como paren, como conviven entre especies, como funciona el equilibrio natural desde un lugar profundo, esencial, sensorial, espiritual… Sentir su cuerpo en relación a sus animales preferidos. Sentir lo que ellos sienten. Aprender de ellos cómo viven a nivel cotidiano para llevarlo a su vida. Como cuando hablamos del nacimiento de su nuevo hermano, que vio con entusiasmo, y lo compara con el de los felinos. Como cuando decide qué forma de defenderse del peligro cree más adecuado para él cogiendo de referencia a las serpientes, pumas o monos. Como cuando nos dice que quiere fotografiar animales como los de National Geographic para estar cerca de leones y elefantes. Como cuando nos dice que quiere ser de greenpeace porque el humano es el único que no respeta el equilibro de la naturaleza que tanto admira.

Ot tiene una curiosa relación porque en la misma proporción que le apasionan les tiene miedo. Su padre y yo siempre decimos que es porque nació y creció (sus primeros años) en la ciudad gris. Yo siento cada vez más que es un reflejo del miedo a su propia naturaleza, animal, instintiva y que su gran curiosidad por ellos es el reflejo del impulso de amor por conocerse y explorarse interiormente, para aceptarse y poner luz donde a veces ve sombra en él mismo.

Conocer a los animales, entenderlos y sentirlos para él, desde un lugar inconsciente, es un trabajo de desarrollo personal y autoconocimiento interior.

Hay quien lo hace a traves del arte o del juego simbólico, él a través de la naturaleza y los animales.

Volviendo a las fichas… Otra vez más mi mente educada y escolarizada se ciñe a “ver” sólo una parte y el miedo a no saber cómo acompañar sus intereses rigidiza mis ideas.

Agradezco al libro “Somos naturaleza” de Katia Hueso la inspiración. Y a la naturaleza su generosidad, siempre digo que soy mejor persona desde que vivo en el paraíso.

Acercándonos a los animales

A Ot (10), como sabéis, le encanta estudiar a los animales, y siempre buscamos maneras de acercarnos de forma vivencial.

Se nos ocurrió pedirle a nuestro vecino que nos prestara una cámara de observación, que, con un sensor, al detectar movimiento se pone en marcha y registra un mini video del entorno.

La colocamos varios dias sin éxito. Incluso pusimos comido delante para atraer zorros, “janetes”, o lo que fuera, incluso jabalís que ya los tenemos muy vistos.

Seguiremos insistiendo, y sino funciona seguro nos dará el impulso para hacer la salida de observación nocturna.

Huellas y rastros

Cuando salimos de excursión o en los paseos diarios es un clásico buscar huellas y rastros de animales.

Estos dias de lluvia pasados han dejado el barro en los caminos perfecto donde se ven mejor las huellas…

Lo de revisar cacas también les divierte mucho, palo en mano y pinchar y desmenuzar para ver si son recientes o no… Todo muy escatológico.

Huella de “cabirol”. El animal más interesante para ellos.

Hiella de zorro

Al principio les gustaba por lo fantasioso, ahora ya hablan del tamaño y el peso que debe tener el animal en cuestión, la dirección en que iba, si corría o caminaba… ya se plantean hacer saludas de observación al atardecer o amanecer. Veremos en que queda.

Más naturaleza

Con la llegada de Riu, las rutinas han cambiado pero ellos no dejan de aprender, de jugar, de tener curiosidad

Durante el embarazo salíamos cada mañana, si el tiempo lo permitía, a pasear. Casi siempre los niños me acompañaban, cuando no tenían actividades fuera de casa o algun juego que no podían aplazar.

Ahora procuramos salir a pasear mañana y tarde. Con el foulard, Riu acurrucado conmigo y un buen abrigo.

Siempre he sabido que la naturaleza y el movimiento libre son dos importantísimos ingredientes para el desarrollo y crecimiento sano, física y emocionalmente, de lxs niñxs pero no dejo de maravillarme cuando lo ponemos en practica de forma constante y aumentamos dosis… Los niños llegan a casa rebosantes de energía y buen humor, y nacen nuevas ideas, actividades y juegos.

No olvidemos que somos naturaleza y nuestro cuerpo está diseñado para moverse mucho más de lo que lo hacemos, si invirtieramos más en dar espacios naturales movimiento libre a nuestro cuerpo, otro gallo cantaría, y en otro mundo viviriamos.

Y como no, estos dias de nieve y hielo los juegos durante el paseo son inacabables.

Cuerpo y natura

El segundo más peque (4) esta en fase cuerpo y naturaleza, su interés esta sobretodo en los juegos con el cuerpo y fuera de casa. Desde la colcho, futbol, explorar, perseguir vacas o construir o arreglar vallas del jardín. Y aunque todavía hace frío él no tiene pereza de estar horas y horas en el exterior.

Aqui lo acompaña su hermano (7).

Detalle de las gorras cual trabajadores. Juegan a trabajar y se lo toman muy en serio, incluso las herramientas e indumentaria.

Acercándonos a los animales

_DU_2236Vivimos en medio de la montaña, rodeados de fauna libre y espectacular: corzos, jabalíes, zorros, tejones, jinetas, liebres y todo tipo de aves, desde rapaces a petirrojos. Somos conscientes de que, de la cadena, nosotros somos el máximo depredador, y los animales seguro que lo saben. Pero estamos enamorados de ellos, de todos y todo tipo, y a la mínima oportunidad que tenemos nos apuntamos a descubrir animales nuevos y acercarnos cuanto podamos para conocerlos mejor. La etología, o estudio del comportamiento de los animales, es con diferencia la pasión de Ot; hojeando libros de fauna y viendo documentales se ha convertido poco a poco en un experto en casi todotipo de animales terrestres, aves…

_DU_2256Hace poco fuimos con las familias homeschooler al CAN, Centre d’Apropament a la Natura (Centro de Acercamiento a la Naturaleza), donde Bernat nos guió por todos los rincones de la Granja que está en Navàs (Bages). Yo no tengo muy claro que me guste mucho ‘visitar’ animales encerrados en espacios delimitados para su observación, como Sigean o Cabárceno (tenemos esos post pendientes) para decir los dos parques grandes donde hemos estado, pero tengo que decir que para los niños la experiencia es espectacular, emocionante y muy didáctica, más si los animales son su pasión.

_DU_2263
Bernat nos comentó que la gran mayoría de los animales que tienen en el CAN los han rescatado de situaciones desfavorables y los han recuperado, muchos no pueden cazar por si solos ya que los han alimentado des de siempre y ya no tienen instinto. Tenía en esos momentos un Gran Duque en el brazo, un ave formidable y de aspecto fiero que ya no tenia ganas de salir volando y perderse en el bosque.

Hemos hablado con ellos de la contradicción inherente entre cautiverio y supuesta libertad o semilibertad (de movimiento, faltaría más!). De hecho, por la tarde volviendo a casa me decía Ot que a los gamos en realidad les gustaría más el bosque enorme que hay al lado de su cerco. Y es que los límites y fronteras son cosas de hombres (al menos de algunos) y no de animales, ya se espabilan ellos con cadenas alimentarias y estrategias de defensa, nidos, madrigueras, nidos y migraciones, estaciones y épocas de apareamiento…

Jordi

Construyendo en la naturaleza

Ahora que se acerca el buen tiempo y ya que vivimos en un paraiso natural, cada mañana intentamos hacer una excursión, larga, corta, o improvisada. A veces es un paseo, a veces con bicis, a veces en silencio, a veces se llevan juegos en una mochila, o herramientas…

Hemos visto que en la naturaleza la imaginación se dispara, yo creo que es por la mezcla de movimiento libre, material desestructurado, y espacio harmónico. Creo, cada vez más, que estos son los ingredientes básicos para que el niño se sienta bien y se dé el aprendizaje o desarrollo sano. Y todos esos ingredientes se dan en la naturaleza.

Leer más »