Pantallas…

Ordenadores de última generación.

En casa no tenemos tablets y no usan el ordenador más que para mirar pelis, buscar info o ver documentales o videos relacionados con sus intereses. No tienen teléfono ni videojuegos.

Nos preguntáis mucho sobre cómo gestionamos las pantallas y primero deciros que nuestra forma de vivir acompaña mucho nuestra forma de pensar.

Estamos bastante atentos a que sus necesidades esten satisfechas, las auténticas. Sentimos que las pantallas no son necesidades reales para lxs niñxs, son una sustitución, una forma de distraerles de la insatisfacción. Es nuestro punto de vista pero entendemos y respetamos otros. En nuestra familia lo hacemos así.

Sentimos clara la necesidad de juego libre, de construcción de sí mismos a través del juego y un videojuego o juego interactivo, a través de pantallas no satisfacen esa necesidad. Estan todavía en una fase muy corporal y manipulativa, desde los 6-7 (aprox) hasta los 12-14 empiezan a sentir necesidad de abstraer lo que a través del cuerpo aprenden, pero no es hasta la adolescencia que su cerebro está preparado para conceptualizar y aprender desde lo abstracto. Usando la parte más mental de ellxs.

Lxs niñxs viven desde el cuerpo, desde la experiencia corporal sobretodo, quitarles tiempo a estas vivencias manipulativas, sensoriales, experienciales me parece que es conducirlos demasiado rápido al mundo mental y abstracto, para el que muchos no estan preparados creando lagunas de aprendizaje.

Ofrecemos experiencias, juegos y vivencias que estén relacionados con el cuerpo sobretodo, con la parte imaginativa y creativa desarrollando primero esta parte de su mente. Sabemos que son la antesala de aprendizajes más complejos que ya llegarán. Nuestro entorno está lleno de imputs que les llaman más que la TV o que los videojuegos y sobretodo nuestra presencia apoya todas estas experiencias. No queremos disimular, sustituir o invisiblizar nuestra ausencia con pantallas.

Cuando nos piden ver pelis más de lo habitual ponemos mirada en qué sienten carencia: socialización, experiencias nuevas, demandas no atendidas, presencia…? Es para nosotros una alarma, un toque de atención y desde ahi podemos recolocarnos y ofrecer o atender su necesidad real.

Podemos estar una semana sin oir hablar de pelis o TV… Y sé que hoy en día no es lo habitual. Ellos decidieron los tres juntos que verían una peli en familia (normalmente en fin de semana) y verían el equivalente a una peli en dibujos otro día de la semana. A veces se les olvida y no lo hacen, otras piden extras… Y entonces ponemos mirada.

No pensamos que las pantallas sean buenas o malas… Creemos que no son necesarias tan pequeños. Llegará el momento en que sí y acompañaremos esta nueva etapa igual que el resto, con confianza y amor.

Eso sí en su juego simbólico introducen las pantallas naturalmente, no son tontos ni ciegos y ven lo importantes y presentes que están en la sociedad. En la foto de arriba juegan a ser espías del ciberespacio.

Pre-escritura

Sabíais que los dibujos en la arena son parte del proceso de escribir? Son juegos de pre-escritura, naturales y espontáneos…
Preparan y acomodan las neuronas creando la red neuronal necesaria para la posterior escritura.
Recuerdo a Rebeca Wild diciendo que cuando unx niñx le pedía aprender a leer lx mandaba al arenero, si volvía estaba preparado si se quedaba jugando aún le quedaba juego por hacer.

No hay prisa, no es necesario correr, cada niñx tiene su ritmo y su proceso… Cuando se relajan nacen los aprendizajes naturalmente, sin presión recorren su propio camino, sin expectativa el aprendizaje y su recorrido se integran desde el placer y no lo olvidan.

Un juego tan inocente, tan cotidiano, tan natural, tan accesible… que activa infinitos aprendizajes.

Letras…

Desde que les enseñé a jugar a este juego

Lo recordáis? Decides una letra y tienes que rellenar las casillas con las palabras que empiecen por esa letra correspondientes al grupo arriba indicado.

Pues desde que empezamos a jugar a esto los niños me han hecho demandas sobre lectoescritura.

Ot(10) me ha pedido aprender a escribir con letra ligada, su teoría es que así irá más rápido. Aran(8) me ha pedido practicar la escritura para dominarla y la lectura para agilizar y aprender vocabulario y Auró(5) me ha pedido aprender a escribir más para poder jugar.

Así que con un plan de dedicar cada dia media hora aproximadamente estan aprendiendo lectoescritura juntos pero cada uno su nivel…

Aran quiso hacer a la vez letra ligada y mayusculas, pero el segundo día me dijo que no, que primero mayúsculas y después ligada.

He imprimido material de la web para que practiquen letras. Y he comprado unos libritos para llevarnos de viaje y sigan practicando.

Excursiones entre semana

Una mañana a la semana, aprovechando el buen tiempo, nos encontramos con familias que educan en casa y hacemos excursiones o actividades al aire libre.

Esta semana pasada hicimos una excursión al Castell de la Popa. Partimos de explicarles el origen y las curiosidades y normalmente surgen preguntas y/o juegos.

El otro día nos llevamos juegos de mesa y hicimos mañana de juegos en la naturaleza, y pareció ser una gran idea.

Es uno de los dias de socialización y actividad fuera de casa. Vemos como van creciendo en autonomía, en relaciones, cómo los conflictos que se encuentran a nivel social van cambiando, cómo maduran en sus reacciones y propuestas. Es muy interesante y enriquecedor acompañar esta parte de su desarrollo.

Vemos cómo hacen amigos de calidad y cómo esta relación crece. Un placer ser testigo.

Árbol familiar zodiacal

Un día, el mediano (8) empezó preguntando por los signos del zodíaco de algunos primos, abuelos… Quería saber cuántos eran del mismo signo que él. Preguntando y preguntando quiso hacer un esquema porque había varios que se repetían. Y surgió la idea de hacer un árbol genealógico de nuestra familia destacando los signos del zodíaco. Decidimos entre todos, porque en ese momento ya se añadieron interesados sus hermanos, que lo haríamos grande.

Preguntamos a la familia, escribimos todos los nombres, las fechas y signos correspondientes en una lista, hicimos un esquema. Recortamos el símbolo de cada signo zodiacal, contamos cuantos de cada necesitábamos, y anotamos a que familia pertenecían, comparamos, agrupamos, sacamos conclusiones y lo materializamos en un mural.

Fue un trabajo en equipo, largo, minucioso, con muchos pasos, y muchos aprendizajes. Sobretodo nos lo pasamos superbien y descubrimos curiosidades de fechas y signos coincidentes, el signo mayoritario, el minoritario… etc. Se refieren a esta actividad como el juego de los signos y la familia y que lo nombren a menudo me hace pensar que les tocó y que lo integraron y seguro se divirtieron.

Una de las cosas que más me gustó es que al acabar y ver el esquema del árbol Aran (8) dijo: mama, más que un árbol parecen raíces!! – y le pude decir: sí, es que la familia son nuestras raíces!

Aprendieron: lectoescritura, mates (agrupar, mayoría, minoría, esquema, clasificación, etc), psicomotricidad fina, trabajo en equipo, programación de trabajo, resolución de conflictos, etc… Y los aprendizajes que hubo y no vi. Y aprendieron cosas de su familia que sé seguro que fomenta el sentimiento de pertenencia y comunidad.

Un tema que realmente interesa da para muchos aprendizajes y mucha diversión.

Del árbol a la chimenea

Otra ventaja de no ir al cole es que los niños participan de muchas tareas cotidianas, aprendiendo cómo se hacen las cosas, porque, qué se necesita, la energia y dedicación. Sentimos que viven una vida más real, más cercana a lo que la sociedad es y cómo funciona. A diferencia de lo que se cree de los homschooling ellos están más cerca de la realidad cotidiana, más en contacto con lo social que los que van al cole.

Lo social no es solo jugar y hablar con tus iguales, o relacionarte con ellos. Es también saber cómo funciona una sociedad, cómo vive, de qué, cómo se hacen las cosas, porque, en definitiva, el funcionamiento de la vida en la sociedad que vivimos.

Esta vez han participado de ir a buscar leña al bosque, la leña que nos calienta cuando hace frío, que quemamos para estar calientes.

Han buscado y han encontrado un árbol caído (intentamos obtener leña sin cortar árboles vivos) y manos a la obra han colaborado de todo el proceso hasta llegar a la chimenea.

Para nosotros es importante que entiendan cómo se obtienen las cosas que necesitamos para vivir (comida, leña, agua, ropa, etc), la energía y dedicación que se necesita, el proceso que hay hasta llegar a su plato, a la chimenea, a su armario…

Creemos que eso les da perspectiva social. Cuando van al super y compran, cuando ven el precio de las cosas, o les hablamos de trabajar ellos entienden qué es y porqué. Entonces saben que las cosas no se hacen solas, ni el dinero te lo dan los bancos, y, para mi muy importante, que pueden conseguir lo que necesitan, necesidades básicas, con sus manos, no vienen de un lugar abstracto ni dependes del dinero exclusivamente.

Y no lo forzamos, se da, cuando estás en contacto directo con la realidad surgen intereses y preguntas, que nos acompañen en nuestras tareas y recados, que vivan cotidianidades cómo ir a correos, ver arreglar la antena de casa o cómo el deshollinador limpia nuestra chimenea, llevar el coche al mecánico y quedarte a ver cómo lo arregla, ir al super y al mercado,etc. les despierta interés por lo social.

Esto también, para mi, es socialización.

Gimcama

Los niños se inventaron una Gimcama de sustos. Después de ver la peli de “los Goonies” se inspiraron para hacernos sustos siguiendo sus instrucciones.

Se lo trabajaron mucho, con brújula y todo… Nos divertimos mucho y ellos más.

En un juego tan sencillo trabajan la lectoescritura, las mates, la coordinación, secuencia narrativa, secuencia espacial… Vaya un montón de cosas que mejor ni nos fijemos, lo mejor entregarnos al juego y divertirnos, porque ya sabemos que es #imposiblenoaprender

Más mini-mates

Seguimos con mini clases de mates. Seguimos atendiendo la petición de Ot sobre aprender a multiplicar (post aquí), pero en mini dosis ya que nos dijeron que un ratito sí pero no mucho, así que hacemos mini dosis, en cuanto se cansan paramos.

Al principio costó que nos dijeran que se aburrían, hacían un sobresfuerzo porque veían que poníamos energia y intención, pero su desmotivación se era clara: frustración, desconcentración, conflictos… Comentamos entre todos que así mejor que no porque acabarían rechazándolas, y lo adaptamos a su interés, que es mini, y hacemos minisesiones de mates.

Mi tranquilidad está en que las mates estan en todos lados, de muchas formas y maneras, pero a Ot le da más sensación, para tranquilizar su angustia para con los otros niños, de estar aprendiendo matemáticas si nos sentamos de vez en cuando y hacemos operaciones. Y supongo que, inconscientemente, a nosotros también.

Mientras los mayores aprenden operaciones, Auró (5) aprende las cifras y las cantidades, lo hacemos parecido al método montessori. Pero dura poco. Él prefiere hacer construcciones.

Aran(8) cuando se cansa se añade a su juego.

Finalmente como material nos decidimos por Base10.

Nos asesoramos y vimos que este material más la regletas que ya teníamos satisfacía las formas de aprender de los dos mayores y, sobretodo, nosotros nos sentimos muy cómodos con esta forma.

Os recomiendo ver los vídeos de Lara Gimenez.

Instagram

Freeschoolers ya está en Instagram.

Buscadnos por: @free_schoolers.

Iremos colgando fotos y resumenes de los post que aqui publicamos.

Seguimos expandiendonos para mostrar otra manera de educar, crecer y aprender!