Árbol familiar zodiacal

Un día, el mediano (8) empezó preguntando por los signos del zodíaco de algunos primos, abuelos… Quería saber cuántos eran del mismo signo que él. Preguntando y preguntando quiso hacer un esquema porque había varios que se repetían. Y surgió la idea de hacer un árbol genealógico de nuestra familia destacando los signos del zodíaco. Decidimos entre todos, porque en ese momento ya se añadieron interesados sus hermanos, que lo haríamos grande.

Preguntamos a la familia, escribimos todos los nombres, las fechas y signos correspondientes en una lista, hicimos un esquema. Recortamos el símbolo de cada signo zodiacal, contamos cuantos de cada necesitábamos, y anotamos a que familia pertenecían, comparamos, agrupamos, sacamos conclusiones y lo materializamos en un mural.

Fue un trabajo en equipo, largo, minucioso, con muchos pasos, y muchos aprendizajes. Sobretodo nos lo pasamos superbien y descubrimos curiosidades de fechas y signos coincidentes, el signo mayoritario, el minoritario… etc. Se refieren a esta actividad como el juego de los signos y la familia y que lo nombren a menudo me hace pensar que les tocó y que lo integraron y seguro se divirtieron.

Una de las cosas que más me gustó es que al acabar y ver el esquema del árbol Aran (8) dijo: mama, más que un árbol parecen raíces!! – y le pude decir: sí, es que la familia son nuestras raíces!

Aprendieron: lectoescritura, mates (agrupar, mayoría, minoría, esquema, clasificación, etc), psicomotricidad fina, trabajo en equipo, programación de trabajo, resolución de conflictos, etc… Y los aprendizajes que hubo y no vi. Y aprendieron cosas de su familia que sé seguro que fomenta el sentimiento de pertenencia y comunidad.

Un tema que realmente interesa da para muchos aprendizajes y mucha diversión.

Del árbol a la chimenea

Otra ventaja de no ir al cole es que los niños participan de muchas tareas cotidianas, aprendiendo cómo se hacen las cosas, porque, qué se necesita, la energia y dedicación. Sentimos que viven una vida más real, más cercana a lo que la sociedad es y cómo funciona. A diferencia de lo que se cree de los homschooling ellos están más cerca de la realidad cotidiana, más en contacto con lo social que los que van al cole.

Lo social no es solo jugar y hablar con tus iguales, o relacionarte con ellos. Es también saber cómo funciona una sociedad, cómo vive, de qué, cómo se hacen las cosas, porque, en definitiva, el funcionamiento de la vida en la sociedad que vivimos.

Esta vez han participado de ir a buscar leña al bosque, la leña que nos calienta cuando hace frío, que quemamos para estar calientes.

Han buscado y han encontrado un árbol caído (intentamos obtener leña sin cortar árboles vivos) y manos a la obra han colaborado de todo el proceso hasta llegar a la chimenea.

Para nosotros es importante que entiendan cómo se obtienen las cosas que necesitamos para vivir (comida, leña, agua, ropa, etc), la energía y dedicación que se necesita, el proceso que hay hasta llegar a su plato, a la chimenea, a su armario…

Creemos que eso les da perspectiva social. Cuando van al super y compran, cuando ven el precio de las cosas, o les hablamos de trabajar ellos entienden qué es y porqué. Entonces saben que las cosas no se hacen solas, ni el dinero te lo dan los bancos, y, para mi muy importante, que pueden conseguir lo que necesitan, necesidades básicas, con sus manos, no vienen de un lugar abstracto ni dependes del dinero exclusivamente.

Y no lo forzamos, se da, cuando estás en contacto directo con la realidad surgen intereses y preguntas, que nos acompañen en nuestras tareas y recados, que vivan cotidianidades cómo ir a correos, ver arreglar la antena de casa o cómo el deshollinador limpia nuestra chimenea, llevar el coche al mecánico y quedarte a ver cómo lo arregla, ir al super y al mercado,etc. les despierta interés por lo social.

Esto también, para mi, es socialización.

Gimcama

Los niños se inventaron una Gimcama de sustos. Después de ver la peli de “los Goonies” se inspiraron para hacernos sustos siguiendo sus instrucciones.

Se lo trabajaron mucho, con brújula y todo… Nos divertimos mucho y ellos más.

En un juego tan sencillo trabajan la lectoescritura, las mates, la coordinación, secuencia narrativa, secuencia espacial… Vaya un montón de cosas que mejor ni nos fijemos, lo mejor entregarnos al juego y divertirnos, porque ya sabemos que es #imposiblenoaprender

Ahora sí!

Volvimos a colocar la cámara para registrar animales (ver post aquí), buscamos un buen lugar, hicimos una excursión y valoramos diferentes localizaciones hasta encontrar la perfecta. Probamos orientaciones y ángulos diferentes de la cámara y la dejamos un par de dias. Pusimos comida cerca en diferentes puntos… Y esta vez sí!!! Tenemos registrados: jabalíes, un zorro y una “janeta”.

Genial!! Ilusión y alegría per todos los poros.

Hemos vuelto a dejarla a ver que sucede esta vez, pero de momento estamos supersatisfechos!!! Ot ilusionado y con motivación extra por encontrar más localizaciones perfectas!

Seguimos!

Museo de la Ciencia

Ir al museo de la ciencia siempre es un buen plan.

Somos asiduos pero desde el final del embarazo, nació el peque y con tantos virus no habíamos podido ir, pero hoy era el último día para ver el esqueleto de un Tiranosaurio Rex, así que con bebe en el foulard hemos pasado la mañana allí.

Una vez impresionados con el esqueleto, que han visto cómo lo iban desmontando y han alucinado, nos hemos dado una vuelta y siempre hay cosas nuevas que descubrir.

Aquí sería fácil que nos hicieran un montón de preguntas pero normalmente no sucede, experimentan, tocan, observan, flipan y a veces, puntualmente, te preguntan. Nos cuesta mordernos la lengua porque hay un montón de cosas explicables pero nos la mordemos! (A veces no lo podemos evitar) Pero preferimos que ellos investiguen a su manera cada uno y integren a su tempo, si tienen preguntas las harán pero lo más probable es que lo hagan en otro momento.

Cada uno a su manera

A Auró le encanta el ábaco. Un día vio que lo usaba su hermano, hace mucho tiempo, y un día su padre lo sacó para responder alguna pregunta… Desde entonces lo tiene a mano. Para sumar cosas.

Es curioso cómo los tres aprenden diferente, en ritmo y en forma, y también en las herramientas y medios que les son más afines. Uno es más de cálculo mental, otro de reglets y base10 y Auró de ábaco.

Tener diferente material nos permite dar esta posibilidad a cada uno. Pero sin caer en el miedo que sin material no aprenden, es ofrecer diferentes formas o observar cómo es cada uno para crear el material u ofrecer los medios que cada uno necesita.

Otra curiosidad es el lugar y el momento, a Auró le gusta jugar con el ábaco normalmente al atardecer, cuando o su padre o yo preparamos la cena. Sin decir nada lo va a buscar y se pone a hacer sumas y pregunta cosas o nos pide que le digamos cantidades que sumar…

Y como veis en la primera foto, si puede ser, se lo lleva a la cocina con nosotros.

Libros de Sant Jordi

Estos son los libros escogidos en Sant Jordi.

En Sant Jordi salimos todos juntos en familia y recorremos las paraditas a mirar y comprar libros, uno para cada uno, que ellos eligen in situ.

Con lo adictos que somos a la lectura su padre y yo, y ahora Ot, es fácil caer en arruinarnos por Sant Jordi, por eso intentamos limitar aunque no siempre lo conseguimos.

Ot este año se ha pasado del límite pero es que es taan difícil. Él ha escogido:

Aran ha escogido:

Y Auró:

Este año han triunfado los cuentos de buscar y encontrar. Desde que llegó un Wally a casa por casualidad estan supermotivados… A demás, da para jugar solo, de a dos o varios, a mi me gusta mucho jugar con ellos. Otro motivo por el que les encanta.

Y Jordi y yo les compramos estos dos que nos habían recomendado hace tiempo, los teníamos reservados y St. Jordi siempre es una buena ocasión para sacarlos.

A Ot le ha fascinado el de Primates, es una buena recomendación. Al otro no le han hecho mucho caso… Pero es que ahora hay muchos donde escoger…

St. Jordi es un día que familiarmente nos encanta!!

Y bendita biblioteca porque sino sería una auténtica ruina.

Diseñando… de noche.

Después de cenar, en pijama, la creatividad aflora tantas veces… Ya estamos acostumbrados y sabemos que se iran a dormir más tarde, y que uno de nosotros también, normalmente su padre.
Una pregunta, una imagen en un libro, un pensamiento… son suficientes para inspirarlos y se ponen manos a la obra.

Aran ha diseñado su primera arma… No es que me encante pero es lo que ahora le parece más accesible. Más que un coche o vehículo…

Planos del arma con detalle en sección de los mecanismos de detonación.

Arriba: Arma con triple disparo, balas normales, mísils de seguimiento y bombas nucleares.

Abajo: en sección transversal, dos mecanismos de detonación y percutores de disparo.

Después ha estado quince minutos de reloj explicándonos el plano, el funcionamiento, el por qué de este diseño y varias cosas más. Con mucha precisión nos detallaba la mecánica, nosotros veíamos la influencia y inspiración de los libros que se ha mirado y de la explicación en el aeródromo.

Ot ha dibujado un tanque-oruga para ir por el desierto con parabólica, generador de energia y propulsores. Sumergible, hecho de titanio, híbrido (gasolina y placas solares) , etc…

La influencia viene mucho más claramente, sobretodo en la explicación que nos ha dado, del mundo animal y el símil con sus características, y la fantasía del último libro que se está leyendo…

Aquí cada loco con su tema.

Aeródromo

Visita al aeródromo con familias de la coordinadora.

Como Aran está con la mecánica y cogió libros de automóviles y aviones se nos ocurrió plantear al grupo de familias con quien compartimos actividad semanal ir al aeródromo.

Todo un éxito, quien hizo la visita estaba supermotivado, (de hecho parecía salido de Top Gun), y les explicó con mucha pasión por qué y cómo vuelan los aviones, diseño de las alas para que sea viable (aplicación de las leyes físicas), mecánica y mantenimiento, normativas, el funcionamiento de los mandos, etc…

Aran (7) no solo sació su curiosidad sino que le motivó a seguir el hilo de este interés.

Estas salidas son muy provechosas porque aprenden en grupo en relación con otros de su edad, aprenden de otro adulto que no somos nosotros, y, al ser temas que les interesa, exprimen las visitas al máximo.

Y decir que no solo ellos aprenden, para nosotros es superinteresante.

Experimentando técnicas de arte

Los dos del medio me han pedido volver a hacer técnicas de arte. Hemos estado mirando en youtube vídeos sobre técnicas de arte abstracto, collage, etc.

Lo que veo es que su interés se decanta por técnicas que son, para ellos, un modo de experimentar con material (pintura, agua, papel, yeso, tiza, etc…) Así que en realidad tienen necesidad de hacer experimentación no tanto expresión artística, aunwue sí como medio.

A Aran de 7, casi 8 años, experimentar con tierra, agua, arena, palos, etc… No le interesa mucho porque ya lo ha hecho taaanto que, imagino, pasa a un nuevo estadio de experimentación. Y Auró que sí está en plena fase de “guarrear” y experimentar (mezclar, llenar, vaciar, tocar, etc…) este medio y material ya le va bien.

Técnica con pintura acrílica y papel “albal”:

Resultados (a los que no tienen ningun apego):

La verdad es que es un momento de mucho aprenfizaje para mi, gestionar sin intervenir, cuidar el material sin caer en ser miedosa o controladora, ejemplificar el uso sin despilfarro pero sin ser carente… Es todo un reto!! Y sobretodo no esperar resultados, ni tener expectativas sobre ninguna técnica, ya que tu muestras una pero ellos la reinventan y hacen lo que les apetece…

Es una de las actividades que más me divierte y de las que más reto supone.